jueves, 7 de agosto de 2014

La División Azul


Berlín, 1945. Los nazis defienden la capital de lo que, en su día, fue el III Reich. Pero de ese antiguo imperio ya sólo quedan cenizas. Mientras Adolf Hitler se protege acongojado en su búnker y las bombas llueven sobre la ciudad, unos pocos soldados tratan de resistir las embestidas de los carros de combate y la infantería soviética. De repente, entre las continuas ráfagas de disparos y el retumbar de alguna granada perdida, suena una orden… «¡Disparad!». Aunque lleva el uniforme alemán, el oficial que grita es español y pertenece a la «Unidad Ezquerra», un grupo formado por 300 soldados hispanos que, junto a los hombres del Führer, se quedaron en Alemania para batallar contra el comunismo en los últimos días del nacional socialismo. Fuente: ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario