lunes, 26 de mayo de 2014

El auge de la extrema derecha, elecciones al Parlamento Europeo

Un fantasma recorre Europa. La austeridad ha incubado el huevo de la serpiente y los partidos xenófobos han crecido de forma terrible para una Europa que creía que había dejado atrás el drama del fascismo. El Frente Nacional de Marine Le Pen, la hija del hombre que dijo que el Ébola ayudaría a controlar la inmigración, ha sido la fuerza más votada en Francia con un 25,4%, un ascenso espectacular desde el 2009 cuando tan sólo tuvo un 6,3%.
En Alemania, el partido que aglutina todos los grupos neonazis, entraría con un escaño en el Parlamento Europeo. En países como Austria el FPO, Partido de la Libertad, consiguió un 19,50%, aumentando el considerable apoyo que ya tuvo en el año 2009. En Croacia o Dinamarca, los partidos de extrema derecha fueron las opciones más votadas, aunque en Croacia el Partido Croata por los Derechos acudió a la elecciones en una coalición de partidos conservadores tradicionales que, eso sí, logró el 41,39% de los votos. Jobbik mantiene su apoyo en Hungría, el partido que tiene milicias que se dedican a la caza de gitanos, mantiene el 14% de los votos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario