sábado, 10 de mayo de 2014

Benjamin Ferencz


Nació: 1920, en Transilvania, Rumania

Describe la toma de declaraciones de los testigos mientras reunía evidencias de crímenes de guerra [Entrevista: 1994]

"No teníamos un tribunal común donde se pudiera llamar a un testigo, examinarlo con un secretario presente y alguien más que interrogara o que asegurara sus derechos. Si estábamos tomando declaraciones de testigos amistosos, les tomábamos una declaración jurada. Juraban delante de un oficial. Si era de un testigo hostil, lo interrogábamos en privado para ver si podíamos determinar la verdad. Y cuando llegábamos al punto en el que sentíamos que habíamos llegado a la verdad, le pedíamos que lo escribiera de su puño y letra y lo firmara para asegurar que era verdad. Generalmente traíamos a un oficial para que fuera testigo de eso o para tomar una declaración jurada por separado en circunstancias más favorables desde un punto de vista de un juicio. Y esa era la evidencia que luego usábamos."

Ben nació en un pequeño pueblo en los Montes Cárpatos de Transilvania, en Rumania. Cuando era bebé, su familia se mudó a los Estados Unidos. Fue a Harvard, donde estudió derecho penal. Se graduó en la Facultad de Derecho en 1943 y se unió al batallón de artillería antiaérea estadounidense, que se preparaba para la invasión de Europa occidental por parte de los Aliados. Al terminar la Segunda Guerra Mundial en Europa, Ben fue transferido a la división de investigaciones de crímenes de guerra del ejército estadounidense. Allí se encargó de reunir evidencia contra los presuntos criminales de guerra nazis y capturarlos. Finalmente se convirtió en fiscal jefe de los Estados Unidos en el caso Einsatzgruppen y en los Procesos Posteriores de Nuremberg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario