sábado, 1 de marzo de 2014

El Gobierno planea limitar el crowdfounding


Este viernes el Gobierno plantea presentar en el Congreso de Ministros la futura Ley de Fomento de la Financiación Empresarial en la que esperan regular el crowdfunding en nuestro país. Esta forma de financiación, casi siempre entre particulares y a través de una plataforma online, es una de las principales bazas para poner en marcha algunas ideas sin tener que pasar por una entidad de crédito.

Según recoge El Confidencial, la financiación participativa o crowdfunding se podrá canalizar a través de la emisión o suscripción de valores, de participaciones de sociedades de responsabilidad limitada o la solicitud directa de préstamos. En los dos primeros casos la actividad deberá ser supervisada por la CNMV, mientras que en el último será el banco de España quien deba controlar las transacciones.

Además exigirán a las compañías que se dediquen a esta actividad que tengan un capital social igual o superior a los 50.000 euros o un seguro de responsabilidad civil de unos 150.000 euros anuales. El borrador de la ley, según indica el diario digital, explica que no podrá recaudarse más de un millón de euros por proyecto.

Otros límites que se están barajando serían no poder invertir más de 3.000 euros anuales por proyecto, aunque en el caso de querer hacerlo en varios este subiría hasta los 6.000, lo que ha despertado las protestas de los internautas. En primer lugar porque existen muchos proyectos que superan el millón de euros, como algunos relativos al hardware o a la financiación de películas. En segundo lugar, se entiende que este límite de 3.000 euros solo se aplicaría a donaciones online pero no a otras como las destinadas a partidos políticos o préstamos entre particulares.

El proyecto de ley recoge además unas multas para las plataformas de crowdfunding que no se ciñan a estas normas, con unos importes de entre 25.000 y 200.000 euros. En la práctica, la limitación supondrá un frenazo para esos proyectos que, de no ser así no podrían financiarse y presenta una serie de problemas en lo referente a webs extranjeras como Kickstarter entre otras.

Otra de las consecuencias podría ser que las inversiones sean más seguras y que los usuarios confíen más en las plataformas a la hora de hacer cualquier donativo. Es posible que las medidas del Gobierno doten a estas páginas de una seguridad que de momento es solo una teoría porque nadie supervisa que llegue el 100% del importe hasta los emprendedores. Esperaremos al final del Consejo de Ministros para ver cómo queda configurado este proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario