viernes, 6 de diciembre de 2013

La polémica relación entre Margaret Tatcher y Pinochet



El fallecimiento de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, quien murió este lunes a los 87 años, sirvió también para rememorar sus relaciones con Chile, en especial con el régimen militar. De hecho, mientras Augusto Pinochet enfrentaba su detención en Londres, la "Dama de Hierro" lo visitó en su residencia de Virginia Waters. En una polémica y cordial conversación, la ex premier conservadora agradeció su ayuda en la guerra de las Malvinas y aprovechó de felicitarlo por su contribución a la democracia en Chile. "Señora Thatcher es un honor para mí recibirla en esta simple morada. Esta es una casa pequeña, pero está llena de amor y gratitud hacia usted. Esta es solo una pequeña forma de agradecer su amabilidad", expresó Pinochet durante la reunión, donde caminó apoyado de un bastón. "Gracias a usted. Estoy feliz de que usted esté cómodo aquí. Sé lo mucho que le debemos por su ayuda en la guerra de las islas Falklands, por la información que nos entregó, las comunicaciones y también el refugio que usted le ofreció a cualquiera de nuestro miembros de la armada que quedara naufrago", expresó la ex mandataria. En la cita, en la que también estuvo presente la esposa de Pinochet, Lucía Hiriat, la ex primera ministra dijo que estaba "muy consciente de que usted le devolvió la democracia a Chile cuando preparó una Constitución apegada a ella. Elecciones fueron convocadas y luego de acuerdo a los resultados, usted dio un paso al lado". La amistad entre Thatcher y Pinochet comenzó durante la dictadura y se afianzó durante el proceso de detención que vivió el fallecido general en el Reino Unido. En su día, esta revelación generó gran revuelo al admitir la implicación chilena en el conflicto por las Malvinas. 

CARTA A 'THE TIMES': También fue famosa la carta que envió al diario The Times en 1998 solicitando a las autoridades británicas la inmediata liberación del ex dictador. Sus palabras tuvieron un gran impacto, a sólo días de que el entonces presidente argentino, Carlos Menem, visitara Inglaterra. El portal argentino TN recuerda que estas delcaraciones de Thatcher fueron la primera confirmación oficial de la colaboración chilena en el conflicto bélico, algo que molestó bastante en el país vecino, habida cuenta de que Chile había declarado su neutralidad en 1982. Esta fue la misiva enviada por la "Dama de Hierro" a la prensa: Señor, tengo más razones que la mayoría para recordar que Chile fue un buen amigo de este país durante la guerra de las Malvinas. En esa época era presidente de Chile el general Pinochet. Su intervención hizo posible que la guerra fuera más corta y que se salvaran muchas vidas de ciudadanos británicos. En Chile se cometían efectivamente abusos contra los derechos humanos por las dos partes enfrentadas políticamente. Sin embargo, la población chilena, a través de la elección de sucesivos gobiernos democráticos, determinó cómo arreglar sus cuentas con el pasado. Esencial en este proceso fue el rango que se acordó conceder al general Augusto Pinochet [senador vitalicio con pasaporte diplomático], y no corresponde ni a España, ni a Gran Bretaña, ni a ninguna otra nación interferir en lo que es un asunto interno de Chile. En el proceso de transición de Chile hacia la democracia han tenido que hacerse equilibrios delicados, en los que estamos interfiriendo, con el riesgo que esto conlleva. El general Pinochet debe ser autorizado a volver a su país sin dilación. La próxima semana, Gran Bretaña recibirá a un líder democráticamente elegido de un país que invadió ilegalmente el territorio británico [Menem], hecho que causó la muerte a 250 británicos. Sería vergonzoso pedir la reconciliación en este caso, mientras mantenemos bajo arresto a alquien que, durante el mismo conflicto, hizo tanto por salvar las vidas de los ciudadanos británicos. Le saluda atentamente. Margaret Thatcher. 

"Maggie" también visitó Chile en 1994, quedando para la historia su desmayo cuando pronunciaba un discurso en el hotel Hyatt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario