jueves, 21 de noviembre de 2013

India, la farmacia del mundo vs. Novartis


Farmamundi estrena un documental de denuncia, pues la India se ha convertido en líder mundial en la fabricación de medicamentos genéricos. La ONG defiende el acceso a medicamentos que la empresa farmacéutica Novartis vende a un precio cien veces superior al sueldo mínimo del trabajador indio.

En el marco de la celebración del 20 aniversario de Farmamundi, la ONG ha estrenado en Barcelona su nuevo documental ‘India, la farmacia del mundo’. El filme aborda el litigio que durante los últimos 7 años ha mantenido la poderosa farmacéutica Novartis en los tribunales de la India, tras serle denegada en el país la patente de una nueva forma de su fármaco anticancerígeno Glivec, recetado para tratar un tipo mortal de leucemia. Finalmente, la justicia ha dado la razón a los fabricantes indios de genéricos.
En enero de 2006, la compañía farmacéutica Novartis solicitó la patente en India de una fórmula mejorada de un medicamento anticancerígeno comercializado como Glivec. Fue rechazada porque, de acuerdo con la Ley de Patentes India y especialmente teniendo en cuenta el apartado 3d, sólo las innovaciones auténticas podían registrarse. Este requisito no lo cumplía la nueva versión del mesilato de imatinib que proponía la compañía.
“India, la farmacia del mundo”, rodado entre los meses de enero y febrero de 2013 (dos meses antes de conocerse la sentencia favorable a la India), analiza el proceso judicial del Caso Glivec a través de los testimonios de expertos en salud y derecho como el Dr. Dhananjaya Saranath, responsable de investigación de Cancer Patients Aid Association o G. Shah, secretario General de Indian Pharmaceutical Alliance.
El documental está producido por Mamma Team y financiado por la Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament y el Ajuntament de Barcelona, dentro de la campaña de educación ‘Esenciales para la Vida’.
Sentencia tras el rodaje
El 1 de abril de 2013, pocos meses después de que volviera a España el equipo de Farmamundi, el Tribunal Supremo de la India dictó una sentencia favorable a los fabricantes indios de genéricos ante la demanda de la farmacéutica multinacional. Un hecho que, según explica el Dr. Germán Velásquez, coguionista del filme y asesor en Salud y Desarrollo de la organización South Centre, es sorprendió gratamente a su regreso del país asiático: “Había cierta incertidumbre, ya que en materia de litigios a veces puede ganar el que tiene el mejor abogado, y no necesariamente el que tiene la razón”, explica.
Velasquez, junto a la directora y guionista Yasmina Solanes, presentó ayer en el Palau Robert de Barcelona el documental de 30 minutos. La joven directora ha destacado igualmente el proceso “orgánico” que supuso el montaje del filme, debido a los cambios que se produjeron durante el ensamblaje. “Sabíamos que queríamos hacer el documental sobre este caso porque nos parecía muy interesante pero en aquel momento no sabíamos ni qué nos encontraríamos en la India, ni cómo acabaría el caso. A medida que íbamos descubriendo cosas el documental iba cogiendo más y más forma”.
El resultado ha sido un filme “ni demasiado técnico para el público que no es experto en el tema, ni poco técnico para los especialistas”, añade Solanes, que ha contado en el proyecto con la coordinación y asesoramiento de Farmamundi, con amplia experiencia en la defensa del acceso a los medicamentos en el Sur.
Negocio frente a salud
La India es una de las potencias emergentes que posee una poderosa industria farmacéutica fabricante de genéricos y, lo que es más importante, exportadora de fármacos al Sur. Novartis ha tratado de acabar precisamente con ella, con “la farmacia de los pobres”, como la llaman. Así lo explica el farmacéutico de la Junta Rectora de Farmamundi y experto en patentes, Xosé María Torres:
“Con esta resolución se ha reforzado la validez de la Ley de Patentes India” pero, muy especialmente supone para la India el mantenimiento de su industria productora y exportadora de genéricos a los países empobrecidos: “La particularidad de la India es que tiene una potentísima industria de genéricos, con una gran actividad exportadora, con empresas como CIPLA,RANBAXY, Dr. Reddys…, lo que ha puesto al país en el punto de mira de las multinacionales farmacéuticas, que la ven como un competidor fuerte. Si fuera sólo por lo que suceda en el interior de la India, a las farmacéuticas les importaría, pero no tanto”, sentencia.
La decisión protege el acceso de los más pobres a los genéricos, de precio accesible, frente a los fármacos que bajo patente suponen un precio prohibitivo para la mayoría de la población. El precio del imatinib de Novartis en el mercado indio es unas cien veces el sueldo mínimo del trabajador indio. El tratamiento de un paciente durante un mes con Glivec cuesta 4.000 dólares, mientras que en la India la versión genérica cuesta menos de 73 dólares.
Acuerdos comerciales
Para comprender el litigio hay que atender a las normas de propiedad intelectual y comercio. “En la India, como en cualquier país del mundo, una empresa privada o extranjera puede desafiar una ley, denunciándola ante un Tribunal, como hizo Novartis”, detalla Velásquez.
En este sentido, la India es firmante de los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC/TRIPS) de la Organización Mundial del Comercio. Novartis ha tratado de recurrir la ley india indicando que no era coherente con esas normas y se ha topado de frente con una ley de propiedad intelectual que limita la capacidad de los laboratorios farmacéuticos de obtener nuevas patentes introduciendo apenas pequeñas modificaciones en las fórmulas, un proceso denominado “evergreening” y que* imposibilita a la población más pobre a acceder a unos fármacos con costes elevados.*
“Esperamos que este documental sirva para que otros países se atrevan a seguir los pasos de la India. Nuestro lamento es no haber podido entrevistar a nadie de Novartis. Lo intentamos por todos los medios tanto en la India como en España, pero lamentablemente no lo conseguimos”, concluye Yasmina Solanes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario