viernes, 25 de octubre de 2013

La Clinica de Sonnenstein: La Eutanasia Nazi



Esta foto producida por el Ministro de Propaganda del Reich muestra pacientes en un asilo no identificado y su existencia se describe como "vidas sin esperanza". A través de la propaganda, los nazis querían provocar la simpatía pública para el programa de eutanasia.

El Programa de Eutanasia Nazi

El término “eutanasia” (literalmente, “buena muerte”) se refiere usualmente a causar la muerte sin dolor de un individuo con una enfermedad crónica o incurable. En el uso nazi, sin embargo, “eutanasia” se refería a la matanza sistemática de los discapacitados mentales y físicos que estaban internados en instituciones, sin el conocimiento de sus familias.

Se piensa que el planeamiento del programa de eutanasia empezó en julio de 1939. En octubre de 1939 Hitler firmó una autorización secreta para proteger a los médicos, el personal médico, y los administradores que participaban en el programa de posibles procedimientos penales en su contra; esta autorización fué antedatada al 1 de septiembre de 1939, para sugerir que el programa de eutanasia estaba relacionado con medidas de guerra. El nombre de clave de esta operación secreta era T4, en referencia a la dirección de la calle (Tiergartenstrasse 4) de la oficina que coordinaba el programa en Berlín. Seis instalaciones de gaseamiento fueron creados como parte del programa de eutanasia: Bernburg, Brandenburg, Grafeneck, Hadamar, Hartheim, y Sonnenstein.

Propaganda nazi, promocionando "eutanasia" y preparada para las Juventudes Hitlerianas. La leyenda dice: "Negro, enfermo mental (inglés) 16 años en una institución costando 35.000 RM [Reichsmarks]".

Las víctimas del programa de eutanasia incluían originalmente niños y adultos con incapacidades o anomalías físicas o con enfermedades mentales. Los médicos de T4 seleccionaban pacientes para la muerte. Estos médicos raramente examinaban personalmente a los pacientes en este proceso; a menudo basaban sus decisiones sobre los documentos médicos y los diagnósticos del personal de las instituciones donde las víctimas se hallaban internadas.

Los que eran seleccionados eran transportados por el personal de T4 a los sanatorios que servían como instalaciones centrales de gaseamiento. Les decían a las víctimas que iban a someterse a una evaluación física y tomar una ducha para desinfectarse. En vez, eran asesinados en cámaras de gas usando monóxido de carbono puro. Sus cuerpos eran inmediatamente quemados en crematorios adyacentes a los edificios de gaseamiento. Las cenizas de las víctimas cremadas eran tomadas de una pila común y puestas en urnas sin preocuparse de la identificación correcta. Una urna era enviada a la familia de cada victima, junto con un certificado de muerte enumerando una causa y fecha de muerte ficticia. La muerte imprevista de miles de personas hospitalizadas, cuyos certificados de muerte enumeraban causas y lugares de muerte extrañamente similares, dió lugar a sospechas. Eventualmente, el programa de eutanasia se convirtió en un secreto a voces.

Hitler ordenó parar el programa de eutanasia al fin de agosto de 1941, dado el conocimiento público generalizado de la medida y la estela de protestas privadas y públicas sobre las matanzas, especialmente de miembros del clero alemán. Sin embargo, esto no significó el fin de la operación de las matanzas de eutanasia. En agosto de 1942, las matanzas recomenzaron, aunque secretamente. Las víctimas ya no eran asesinadas en instalaciones de gaseamiento centrales, sino por inyección letal o sobredosis de drogas en varias clínicas dispersas por toda Alemania y Austria. También muchas de estas instituciones privaban sistemáticamente las víctimas adultas e infantiles de comida. El programa de eutanasia continuó hasta los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, creciendo y llegando a incluir una amplia gama de víctimas: los llamados asociales, pacientes geriátricos, víctimas de bombardeos, y extranjeros que hacían trabajos forzados. 

Durante la fase inicial de las operaciones, de 1939 hasta 1941, alrededor de 70.000 personas murieron en el programa de eutanasia. En el procedimiento del Tribunal Militar Internacional de Nuremberg (1945-1946), se calculó que el numero total de víctimas era de 275.000 personas.

El programa de eutanasia estableció el uso de las cámaras de gas y los crematorios para el asesinato sistemático. Los expertos que participaron en el programa de eutanasia fueron instrumentales en el establecimiento y la operación de los campos de exterminio usados después para llevar a cabo la “Solución Final”.

La Clínica Sonnenstein

Trabajadores de la clínica

El castillo se Sonnenstein está ubicado en Pirna, cerca de Dresden. Fue construido después de 1460 en un antiguo castillo medieval y utilizado como una casa mental desde 1811. A principios de siglo XX fue utilizado, entre otras cosas, como sanatorio mental. En octubre de 1939, el sanatorio, fue oficialmente cerrado.

Entre principios de 1940 y en junio de ese mismo año, una parte delantera del castillo se convirtió en un centro de eutanasia. Para ese propósito, se instaló una cámara de gas.

Los doctores y el personal del centro

En el verano de 1940, Horst Schumann fue nombrado director de la clínica. En el castillo, trabajaban 100 personas. Además del director, el Doctor Horst Schumann (1906-1983), cuatro doctores trabajaron en el centro durante varios períodos: Kurt Schmalenbach, Ewald Worthmann, Kurt Borm y Klaus Endruweit, todos ellos doctores jóvenes, cuyas edades estaban comprendidas entre los 27 y 34 años, y que no tenían ningún conocimiento psiquiátrico.

Sus tareas consistieron en examinar de forma breve a las víctimas para decidir las causas ficticias de sus muertes; funcionamiento de las válvulas de la cámara de gas; extracción de los sesos de algunas de las víctimas para su "estudio científico" en el Kaiser Wilhelm Institute para la Investigación Cerebral en Berlín-Buch; y firmar "las cartas de condolencia " dirigidas a las familias de las víctimas.
Después de su salida del centro, Horst Schumann siguió su carrera criminal en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, de 1942 a 1944. Allí condujo experimentos sobre la esterilización de masas por irradiación de rayos X a hombres y mujeres jóvenes judíos.

El transporte

En la organización centralizada del programa "de eutanasia", la empresa de ambulancias Gemeinnützige Krankentransport GmbH (abreviado "Gekrat") fue responsable de transportar a los pacientes para ser asesinados.

Se elaboraban listas que eran enviadas al personal de transporte del centro de matanza y, una copia a la institución que transfería a los pacientes.
El personal de transporte en Sonnenstein incluyó a ocho conductores, que diversas veces por semana, trasladaban “los paquetes” de pacientes desde las instituciones de transferencia a Sonnenstein.

Las ventanas de los autobuses fueron pintadas de color azul para que los pasajeros no pudieran ver donde iban, ni desde el exterior se les viera.
Para evitar problemas durante el transporte se les decía que eran trasladados a otra institución. 

Víctimas

Las víctimas de asesinato incluyeron a gente de todas las edades, sexos y clases sociales, incluso los niños de las instituciones como Katharinenhof Grosshennersdorf, Sajonia, y el hospital del estado en Chemnitz - Altendorf.

Los pacientes asesinados en Sonnenstein provenían de Sajonia, Turingia, Silesia y partes de Baviera. La víctima más joven tenía dos años; el más viejo 86.

Después "del examen" en la planta baja del edificio, se requería a las víctimas que se sacaran las camisas y jerséis en grupos de 20 a 30 para que una enfermera los supervisara.

Bajo el pretexto que se iban a duchar, eran conducidos al sótano. En el vestíbulo donde estaba situada la cámara de gas, los pacientes se desnudaban completamente, y eran enviados al cuarto de duchas (cámaras de gas).

Las enfermeras cerraban la puerta de acero de la cámara y un doctor era avisado para que abriera la válvula de los tanques comprimidos de monóxido de carbono que, estaban ubicados en el cuarto contiguo y, observar las luchas atormentadoras de las víctimas que duraban varios minutos antes de la muerte.

Los cuerpos eran sacados de las cámaras de gas por los "desinfectadores", que posteriormente extraían de los mismos cualquier diente con coronas de oro, y luego eran trasladados al crematorio, aunque algunos fueron reservados para ser diseccionados.

Un grupo de trabajadores, con un molinillo, molían los huesos que no se habían quemado por completo. Las cenizas que no iban a parar a las urnas fueron vertidas por el río Elba, que pasaba por detrás del edificio.

Cámara de gas

La Cámara de Gas

La cámara de gas consistía en una habitación hermética, a modo de sala de duchas, por las cuales salía el monóxido de carbono, introducido desde el exterior.

Extracto de la declaración del policía Dr. Albert Widmann, el 11 de enero de 1960:
“Después de un rato, cuando fui convocado como experto a un hospital psiquiátrico en Pirna, porque llamas de cinco metros salían por la chimenea del centro, observé que en el centro había sido construida una cámara de gas y una chimenea rectangular era usada para evacuar los humos de un crematorio". 

Los hornos crematorios

La autorización de Adolf Hitler para el programa de Eutanasia (Operación T4), firmada en octubre de 1939, pero fechada el 1 de septiembre de 1939.

Los SS quemaban los cuerpos de las víctimas asesinadas en dos hornos crematorios.
Durante el mes de julio de 1941, se incineraron más de 2.500 cuerpos, lo cual significa que la chimenea humeaba de día y de noche, y el olor de los cuerpos ardientes impregnaba el ambiente de la localidad de Pirna.

Los habitantes de Pirna atestiguaron que por una de las chimeneas del castillo salían unas llamaradas impresionantes. El cuerpo de bomberos de Pirna fue enviado a la escena, donde no se les permitieron entrar. El Doctor Widmann de la policía nacional, que fue enviado a toda prisa al centro, concluyó que las altas llamas habían sido resultado de la crema de demasiados cuerpos a la vez.

Los Asesinatos

En la primavera de 1941, dos transportes con 187 enfermos procedentes del campo de concentración de Buchenwald llegaron al centro. Los 187 enfermos fueron gaseados.
En el centro, 1.031 presos de Auschwitz, Buchenwald y Sachsenhausen fueron asesinados entre junio y agosto de 1941.

La mayoría de ellos polacos y algunos ciudadanos checos, entre ellos el objetor de conciencia y doctor militante de la resistencia Martin Gauger (1905-1941), Romuald Buczowski (1902-1941), director de la escuela de Varsovia, Ludwik Kaszycki (1883-1941), oficial de ejército polaco y el rabino de la ciudad de Moravian en Jihlava, Dr. Arnold Grünfeld (1887-1941).

El 28 de julio de 1941, una comisión especial de médicos llegó al campo de concentración de Auschwitz, y seleccionó a muchos de los presos del bloque 15 para ser asesinados en uno de los centros de eutanasia.

El Dr. Horst Schumann, director del Centro de eutanasia de Sonnenstein, era uno de los miembros de esa comisión. En total seleccionaron a 573 reclusos, la mayoría presos polacos, y dos kapos tremendamente brutales, Ernst Krankemann, kapo de la brigada de construcción de carreteras, y Johann Siegruth.

Krankemann fue asesinado durante el viaje, Siegruth se suicidó durante el mismo, y el resto de prisioneros, 573, fueron gaseados en Sonnenstein a su llegada.
El número total de asesinatos en el centro, durante su existencia como centro de eutanasia, fue oficialmente de 13.720 “pacientes”, aunque se cree que en realidad fueron asesinadas más de 15.000 personas.

Cartas de Condolencias

“Lamentamos informarle que su hermana, la señorita María Stephan, que recientemente fue transferida a nuestro hospital conforme a la directiva del Comisionado de Defensa Nacional, murió de repente el 7 de diciembre de 1940, como consecuencia de una pancreatitis y una subsiguiente peritonitis.

Al no tener las direcciones de otros parientes, pedimos que se los notifique usted.

De conformidad con las regulaciones oficiales en conexión con actividades de guerra, las autoridades locales de policía han ordenado la cremación inmediata del difunto y la desinfección de sus efectos personales (Sección 22 de Regulación para Combatir Enfermedades Infecciosas) para prevenir la propagación y el brote de enfermedades infecciosas. En este caso no se requiere el permiso familiar al respecto.

Los efectos personales de los difuntos, en el grado que sean útiles después de la desinfección, están en nuestra custodia. Los mismos pueden ser reclamados por los herederos legítimos, que deben presentar un documento emitido por las autoridades competentes que los identifiquen como tal. Si no recibimos ninguna instrucción de usted al respecto dentro de 14 días, entenderemos que usted renuncia a cualquier reclamación de los efectos personales, y los entregaremos al NSV (agencia de bienestar Nacional socialista).

Si usted desea que el entierro de la urna que contienen los restos mortales del difunto sea un cementerio determinado, serán trasladados sin coste alguno al mismo, previa autorización de la administración del cementerio afectado. Caso de no recibir respuesta al respecto, en el plazo de dos semanas, la administración del centro se encargará de ello.

Junto a la presente se adjuntan dos certificados de defunción que usted puede necesitar para la presentación en las agencias oficiales”.

Las familias fueron informadas de la muerte de sus parientes en "cartas de condolencia". El texto de la carta, estándar, había sido diseñado con cautela. La carta mencionaba la causa ficticia, de la muerte natural, escogida por un doctor para que encajara el cuadro clínico del paciente.

Pero también, a parte de la falsedad de la carta, también lo era la fecha. 
Para desalentar a los parientes de visitar al hospital, para recoger los restos de sus familiares, las cartas de condolencia incluyeron una notificación estándar mencionando que los restos ya habían sido incinerados, y que la ropa de los difuntos había tenido que ser quemada. El doctor firmaba la carta bajo un seudónimo.

Paula Siegert fue una de las 22 trabajadoras, en las oficinas de Sonnenstein, en octubre de 1962, dio el testimonio siguiente:

"Escribí lo que llamaron, cartas de condolencia, en base a un modelo, [...] abría el correo entrante, y lo contestaba como instruido. El correo era de la Fundación en Berlín, o preguntas de instituciones o miembros de las familias sobre la condición de los pacientes. "

Miembros del staff

Algunos de los otros miembros del Staff del centro fueron:
Gottlieb Hering, supervisor de oficina y director del juzgado municipal especial.
Heinrich Gley, vigilante de la institución.
Werner Becher (SS-Unterscharführer), chofer.
Heinz Kurt Bolender, incinerador.
Gerhardt Börner, jefe de contabilidad del centro.
Erwin Lambert, instalador de la cámara de gas.
Günter Blaurock, enfermero.
Paul Rost, jefe de la policía del centro y de la sección de transportes.

Centro de adiestramiento

El asesinato en Sonnenstein sirvió como preparación para la organización, la
tecnología y personal del Holocausto.
Un tercio de ellos recibieron la orden de incorporarse a los campos de exterminio en la Polonia ocupada, debido a sus experiencias en el engaño, asesinato, quema y gastamiento de personas inocentes.

¿Quien fue Horst Schumann?

El Dr. Horst Schumann (teniente superior de las Fuerzas Aéreas y Sturmbannführer de las SS) nació en 1906 en Halle an der Saale, hijo de un médico de medicina general. Desde 1930 afiliado a la NSDAP con el número 190002 y desde 1932 miembro de la SA. Schumann se doctoró en medicina en 1933 en Halle, en 1934 trabajó para Sanidad en Halle y al estallar la guerra en 1939 fue reclutado como médico adjunto para las Fuerzas Aéreas.

Viktor Brack, el jefe de la oficina de la acción T 4 (en la que se practicaba la eutanasia de los enfermos mentales, los enfermos crónicos, los judíos y los así llamados asociales) le pidió en 1939 que participara como médico en esta acción de eutanasia, a lo que Schumann accedió poco después. En enero de 1940 fue nombrado jefe de la clínica de eutanasia de Grafeneck en Wurtemberg; allí la eutanasia consistía en asesinar a las personas mediante gases de escape. En el verano de 1940 fue nombrado director de la clínica Sonnenstein cerca de Pirna en Sajonia.

Después de que Hitler hubiera ordenado oficialmente la aniquilación de los así llamados "enfermos incurables", extendiéndola bajo el nombre en clave "14 f 13" también a los presos de los campos de concentración, Schumann formó parte de las comisiones de médicos que seleccionaban a los presos incapacitados para trabajar así como a los presos extremadamente débiles en los campos de concentración de Auschwitz, Buchenwald, Dachau, Flossenburg, Groß-Rosen, Mauthausen, Neuengamme y Niederhangen, para ser transportados a las clínicas de eutanasia, donde eran gaseados.

El 28 de julio de 1941 Schumann llegó por primera vez a Auschwitz, donde seleccionó a 575 presos que fueron transportados a la clínica de eutanasia a Sonnenstein cerca de Pirna, donde fueron asesinados. A partir de agosto de 1941, las SS prosiguieron con su acción "14 f 13", ahora a los presos enfermos se les inyectaba fenol directamente en el corazón. Un año y medio más tarde, Schumann volvió a Auschwitz para poner a prueba un método "económico y rápido" (además de las cámaras de gas) con rayos X, para la esterilización en masa de hombres y mujeres. Casi ninguna de sus numerosas víctimas sobrevivió; siendo las causas de estas muertes las quemaduras sufridas, las "intervenciones complementarias" (extirpación de ovarios y testículos), el agotamiento físico y el shock psíquico. En 1944 Schumann abandonó Auschwitz. En octubre de 1945 apareció en Gladbeck, donde se dió de alta en el Registro y donde también fue nombrado médico deportivo.

Mediante un crédito que se concedía exclusivamente a los refugiados, abrió en 1949 su propia consulta, y hasta 1951 las autoridades pertinentes no se dieron cuenta de que en realidad se trataba de un criminal nacionalsocialista buscado. Schumann pudo huir. En los años siguientes, según sus declaraciones, ejerció de médico en un barco, trabajó a partir de 1955 en el Sudán, desde donde huyó en 1959, vía Nigeria y Libia, a Ghana. Hasta 1966 Schumann no fue extraditado a la República Federal de Alemania. En septiembre de 1970 se abrió el proceso contra Schumann, interrumpido en abril del año siguiente por la hipertensión arterial del acusado. El 29 de julio de 1972 fue puesto en libertad, hecho que pasó desapercibido para el gran público. Pasó el resto de sus días en Francfort, donde falleció el 5 de mayo de 1983, once años después de haber sido puesto en libertad. Gracias a los certificados médicos pudo librarse de una condena y hasta de la prisión.

Cierre de clínica

El 24 de agosto de 1941, cuando Adolf Hitler decretó el cese de la "eutanasia" -- debido principalmente a la oposición en Alemania -- un total de 13.720 enfermos mentales y personas con discapacidades mentales habían sido asesinados en Pirna – Sonnenstein.

Entre agosto y septiembre de 1942, se desmantelaron las instalaciones dedicadas al asesinato en el centro: cámara de gas y hornos crematorios.
Desde octubre de 1942, los edificios fueron utilizados como hospital militar.

Juicio

En el verano de 1947, algunos miembros de la Aktion T4 se encontraban entre los acusados en el Dresdner Ärzteprozess (Juicio de los doctores en Dresden).
El Profesor Paul Hermann Nitsche, director médico a finales de 1941, y dos enfermeros de Sonnenstein fueron condenados a muerte.

Después de la reunificación en 1989, un empleado del cementerio municipal de Tolkewitz en Dresde, descubrió tres fosas comunes que contenían las urnas de algunas de las víctimas de Sonnenstein.

No hay comentarios:

Publicar un comentario