domingo, 7 de julio de 2013

Costureras de la Igualdad

Comienzos del XX, un grupo de mujeres detiene su labor cotidiana en el taller para posar frente a una cámara por algunos minutos. Probablemente fueran duramente reprendidas por sus patrones por alejarse su lugar en las máquinas de coser para inmortalizar este momento. Sucede que por aquella época las condiciones laborales de las obreras del sector textil eran lamentables. No existían aun las regulaciones debidas y se pasaban numerosas penurias. Salarios de hambre, jornadas agotadoras, prohibición de asociarse, nula protección por enfermedad o maternidad, eran tan solo algunas de las miserias a las que se enfrentaban las diferentes trabajadoras femeninas. Todo comenzaría a cambiar desde los comienzos de este nuevo siglo, pero la lucha seria ardua y sangrienta, que llevaría a la declaración del Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras en 1910 en Copenhague.
¿Pero que llevo a que se eligiera esta fecha? Pues, realmente no se sabe bien. Si queda claro que, tal y como sucedió con el Día Internacional de los Trabajadores que se impuso en memoria de los Mártires de Chicago, se trata de un origen dramático y sangriento en Estados Unidos, específicamente en Nueva York y en Chicago, pero lo que no queda aún claro es la fecha y el incidente. De esta manera podría haber ocurrido en los años 1857, 1886 o 1908.
Así, una de las versiones nos cuenta que en marzo de 1857 centenares de obreras que se encontraban trabajando en la Cotton Textil Factory de Nueva York se levantaron en reclamo de un mejor trato por parte de los dueños, una reducción de su jornada de trabajo (que era de 16 hs diarias), un aumento salarial y mejorías en el ambiente laboral. Las trabajadoras se declararon en huelga y salieron a las calles para hacer conocer sus reclamos. La situación se acrecentó cuando la policía ingreso en la acción y obligo a las trabajadoras a volver a ingresar en la fábrica.
Forzadas a regresar al interior de Cotton Textil Factory, las trabajadoras se negaron a utilizar sus máquinas textiles hasta que no se resolvieran sus demandas. Los propietarios de la fábrica decidieron, entonces, encerrarlas colocando candados en los portones de entrada y salida. Varios incidentes confusos y desconocidos con exactitud se desarrollaron en el interior de la fábrica, y pronto estalló un incendio.
Los resultados serían horribles. Se habla de 146 mujeres muertas, y otros centenares heridas con graves quemaduras. Se trata del primero de los incidentes que colaboraran con la designación del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario