viernes, 1 de marzo de 2013

Juicio a las enfermeras (Nuremberg)

Sí no era muy conocida la participación de los médicos en diferentes fases de los crímenes del nazismo, menos lo ha sido la implicación de las enfermeras.

Personal de la T4 Aktion (médicos, enfermeras, administradores) celebrando la consecución de objetivos
La T4 Aktion fue una operación que tuvo un gran éxito. Médicos y enfermeras recibían pagas extras por su participación y se celebraban fiestas para celebrar el haber alcanzado el objetivo de asesinados que se les habia marcado.
Es conocido que las enfermeras tuvieron una participación muy importante en los crímenes de la T4 Aktion (70273 asesinados). Eran ellas quién recibían a los discapacitados, ayudaban a su identificación, les tranquilizaban y acompañaban a las falsas duchas dónde eran asesinados por inhalación de monóxido de carbono. También fueron enfermeras quienes asesinaron a 5000 niños nacidos con malformaciones o defectos congénitos. Los métodos utilizados eran la desnutrición progresiva y la administración de barbitúricos, morfina y escopolamina. Ello provocaba una disminución progresiva del nivel de conciencia y de la función respiratoria lo que añadido a una deficientes condiciones higiénicas llevaba a neumonías fatales.
Las quejas de una parte de la jerarquía católica en 1941 provocaron que Hitler suspendiera la operación T4 (mal llamada eutanasia). Esta suspensión fue temporal y se reinició rápidamente pero de forma secreta, en hospitales ocultos y sin ningún tipo de control. En la T4 los médicos debían remitir documentaciones a la sede principal dónde se dictaminaba sobre el destino de los discapacitados. La "eutanasia salvaje" que sustituyó a la T4, ya no tuvo ningún control y médicos y enfermeras actuaban según su criterio personal.
Los casos más estudiados han sido los de los hospitales de Meseritz-Obrawalde y de Kaufberen-Irsee (Memorial de Kaufbueren-Irsee). En el primero se asesinaron a 18232 enfermos en tres años. En Kaufberen se asesinó a 211 niños. La labor de las enfermeras consistía en la administración progresiva de fármacos a los pacientes. En caso de no querer ingerir la medicación el paciente era sujetado entre 2-3 enfermeras.
¿Cómo se pudo llegar a esta situación?
En 1965 se celebró un juicio contra 14 enfermeras del hospital de  Meseritz-Obrawalde. Los motivos que expusieron para asesinar a los pacientes fueron: obediencia debida a los médicos, subordinación a las teorías eugenésicas nazis, compasión (liberaban a los enfermos de sufrimiento), y miedo a represalias.

Irmgard Huber. Enfermera Jefe de Hadamar 
Hay que recordar que las enfermeras que participaban en estas acciones recibían incentivos económicos y que hubo enfermeras que se negaron y no tuvieron ninguna represalia. Los asesinatos se siguieron produciendo incluso tras la rendición de Alemania y con las tropas aliadas tomando el control del territorio alemán. Una de las enfermeras reconoció haber asesinado ella sóla a más de 1500 pacientes.
El juicio de las enfermeras de Meseritz-Obrawalde se saldó con la libre absolución de las mismas, se interpretó que habían seguido las ordénes de los médicos.
En cuanto a las enfermeras de Kaufbeuren una de ellas fue fusilada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario