domingo, 24 de marzo de 2013

De turismo por los orfanatos de Camboya

No se ha detenido por completo el tuk-tuk -triciclo a modo de taxi- y ya aparece un hombre para dar la bienvenida a los recién llegados. Un cartel de tamaño generoso invita a regresar por la tarde para disfrutar del espectáculo diario de danza clásica, y otro más pequeño pide a los visitantes que escriban una reseña del lugar en TripAdvisor, la principal web de críticas del sector turístico. “Gracias por visitar ACODO. Pasen, pasen”, invita el responsable. Podría ser cualquier negocio de la bulliciosa Siem Reap, que vive un boom sin precedentes en Camboya gracias al magnetismo de los templos de Angkor. Pero es un orfanato. Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario