sábado, 2 de febrero de 2013

Pintores judíos muertos en el Holocausto

Por Santiago Raigorodsky

Hace unos días tuve la oportunidad de ver, en el edificio de la Pedrera de Barcelona una magnífica exposición de Zoran Music, titulada “De Dachau a Venecia”. Y fue una exposición que me conmovió por varias razones. Debo confesar, que desconocía la existencia de Zoran Music, sus trabajos, su historia. Pude ver en muchas de sus obras, independientemente de la excelencia de su trabajo los motivos de los cuales estaban inundados. Desde luego, muchas de sus obras estaban marcadas por el tiempo que pasó internado en el campo de concentración de Dachau. Figuras y escenas terribles, que hemos visto en ocasiones, pueblan sus trabajos e indudablemente, han poblado su vida y quedaron grabadas en su mente, cosa que relataba en sus escritos. Pero Zoran Music, luego de esa experiencia, sin duda terrible, tuvo suerte. Siguió con vida y vivió para contárnosla y proseguir con sus pinturas. Venecia fue el lugar que eligió para vivir y allí murió hace unos pocos años.

Trio – Félix Nussbaum (1944) 
 Trio – Félix Nussbaum (1944)

No hay comentarios:

Publicar un comentario