miércoles, 20 de febrero de 2013

El gobierno búlgaro dimite en bloque

El primer ministro de Bulgaria, el conservador Boiko Borisov, ha presentado su carta de dimisión al Parlamento tras diez días de protestas masivas por el encarecimiento de la electricidad y los bajos sueldos.

"A partir de hoy el Gobierno no tiene nada que hacer. Cada gotita de sangre para nosotros es una mancha. No puedo ver un Parlamento rodeado de barricadas", dijo Borisov en el Parlamento, en alusión a los heridos en las manifestaciones celebradas en varias ciudades del país en las dos últimas noches.
Además, Borisov aconsejó a los 117 diputados de su partido, GERB, que también dimitan y abandonen sus escaños. "El Estado necesita nuevamente un crédito de confianza y el pueblo debe decidir cómo gobernarse", señaló.
Por otro lado, aseguró que su partido no participará en un eventual gobierno técnico. "No participaré en un Gobierno en el que la policía pelea con la población", añadió sin precisar si se van a adelantar las elecciones legislativas previstas para julio de este año. Sí afirmó en su carta de dimisión que cumplirá con sus "funciones" hasta que se elija un nuevo gobierno. El Parlamento votará este jueves por la mañana la dimisión del Gobierno.
Borisov, exkarateca y apodado 'Batman', ha estado tradicionalmente relacionado con la policía del país. En 1978 entró en el cuerpo de la policía comunista, donde llegó a ser Comandante de Pelotón y luego Comandante de Compañía. Con la caída del régimen comunista, en 1991, fundó la empresa WON-1 Ltd., actualmente una de las más grandes empresas de seguridad del país.
No participaré en un Gobierno en el que la policía pelea con la población"Esas manifestaciones se iniciaron contra los altos precios de la electricidad, pero las raíces del descontento son aún más profundas", decía este martes el presidente búlgaro, Rosen Plevneliev, después de que el domingo pasado las protestas callejeras alcanzaran su punto culminante con la participación de cerca de 100.000 personas en unas 35 ciudades del país.
Las protestas estaban dirigidas contra la última subida de las tarifas eléctricas y también reclamaba la renacionalización de las compañías energéticas extranjeras que operan en el país, que cuenta con los altos índices de corrupción y es considerado el país más pobre de la Unión Europea (UE).

Violentas protestas en Sofía

Unas 25 personas, entre ellas dos policías, tuvieron que ser hospitalizadas  el martes en un nuevo enfrentamiento entre las fuerzas del orden y manifestantes en Sofía. Además, 25 manifestantes fueron detenidos y  ocho automóviles policiales con daños materiales, ventanas y escaparates rotos.
Las protestas se encrudecieron pese a que el lunes Borisov forzó a dimitir al ministro de FinanzasAlrededor de unas 3.000 personas, en su mayoría jóvenes, intentaron llegar hasta el Parlamento y bloquearon el tráfico en varios puntos de la capital búlgara. Arrojaron piedras y petardos a los antidisturbios, que les cortaron el paso en los alrededores del Parlamento. Los agentes respondieron con cargas. Los manifestantes trataron de boicotear una ceremonia oficial en la que participaba la plana mayor del Gobierno conservador, pero los agentes de policía impidieron que se acercaran al lugar. Los manifestantes abuchearon a los representantes políticos al grito de "mafia" y dimisión".
 Esas nuevas y violentas protestas se produjeron a pesar de que Borisov había reaccionado a las manifestaciones anteriores forzando el lunes la dimisión del ministro de Finanzas, Simeon Dyankov, y prometiendo ayer que bajará el precio de la electricidad un 8 %.
También anunció multas a las distribuidoras de electricidad (la austríaca EVN y las checas CEZ y Energo-Pro) y la retirada de la licencia a una de ellas (CEZ).

El sueldo medio: 350 euros

En Bulgaria, país que cuenta con 7,3 millones de habitantes, tiene un salario medio en torno a los 350 euros, uno mínimo de 155 euros y pensiones de 75 euros (según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística búlgaro).
El sueldo medio
es equivalente a una factura de electricidad de un mes, 350 euros
En un contexto de crisis económica, medidas de austeridad y aumento del desempleo, las tarifas eléctricas aumentaron a principios de año un 13 %.
Bulgaria está dividida en tres sectores para la distribución de electricidad, controlados por las checas CEZ y Energo-Pro y la austriaca EVN. Los precios de la electricidad son especialmente sensibles para los búlgaros, especialmente en invierno, cuando una factura cuesta una media de 350 euros al mes.
En su diagnóstico de la situación, el presidente Plevneliev destacó, entre los factores más desestabilizadores, los bajos sueldos, el elevado desempleo y la percepción popular de que no impera la justicia. Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/1736110/0/dimision/gobierno-bulgaria/protestas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario