sábado, 10 de noviembre de 2012

Reflexiones tras 20 años de la caída del muro de Berlín

Pensadores contemporáneos dan su visión de los viejos y de los nuevos muros El debate “1989. Europa, veinte años después de la caída del muro” trae al CCCB a escritores, filósofos, periodistas, personas que, de una forma u otra, tienen un vínculo con aquel acontecimiento histórico que transformó Europa. Les hemos preguntado cómo cambió el mundo después de la noche del 9 de noviembre de 1989, si los sueños de un continente menos dividido y más libre se hicieron realidad. Veinte años después, también hemos querido saber qué otras fronteras o líneas divisorias –visibles o invisibles– afectan a la humanidad con la misma contundencia que lo hizo el muro de Berlín.



 “Caído el comunismo reaparició inmediatamente el Islam como «el enemigo»” JUAN GOYTISOLO, escritor Juan Goytisolo uno de los escritores en castellano más importantes de su generación. En 1956 se exilió voluntariamente a París, donde vivió hasta que se trasladó a Marrakech. Fue profesor en la Universidad de Nueva York y, en 1985, recibió el premio Europalia por el conjunto de su trayectoria literaria. Su extensa obra incluye once novelas, varios libros de relatos y colecciones de ensayos, y dos volúmenes autobiográficos. “El muro de Berlín ha caído pero, en el fondo, todavía existe una muralla entre el Este y el Oeste” Monika Zgustová, escritora Nacida en Praga. En los años ochenta fijó su residencia en Barcelona. Colabora con frecuencia en los periódicos El País, La Vanguardia y el Avui, y con diferentes revistas culturales, españolas y extranjeras. Ha traducido cuarenta libros del checo y del ruso, de autores como Hrabal, Hasek, Havel, Kundera, Dostoievski, Bàbel, Akhmàtova y Tsvetàieva. Estas traducciones la han convertido en una de las figuras claves en la introducción de la literatura checa en España.

“El muro más peligroso es invisible y es el que separa a los ricos y de los pobres” VÁCLAV BARTUSKA, escritor y diplomático checo En 1989, el escritor y diplomático checo Václav Bartuska participó como líder estudiantil en la Revolución de Terciopelo. Tras el final del comunismo, Bartuska se dedicó a la política –fue diputado en el Parlamento checo– y a la escritura ―escribió un libro, Polojasno, en el que recogía su experiencia durante la revolución–. Bartuska opina que la caída del muro cambió Europa dramáticamente, pero permitió que muchos de los antiguos países del bloque oriental ahora formen parte de la Unión Europea.

“Para proteger la «libertad» se han levantado nuevos muros” DIRK LAUCKE, dramaturgo alemán Con sólo 27 años, Dirk Laucke es uno de los dramaturgos más destacados de la escena alemana actual. Contaba con 7 años cuando el muro de Berlín fue derribado. Él vivía en la antigua RDA y lo que recuerda del día 9 de noviembre de 1989 es mucha confusión. Confusión e inseguridad de los habitantes del Berlín Oriental ante “la libertad capitalista”. Veinte años después, Laucke considera que para proteger “la nueva libertad” se han construido nuevos muros, para que sólo unos pocos puedan disfrutar de ella. Laucke cita como ejemplo las barreras que se les ponen a los inmigrantes que intentan cruzar fronteras en busca de un mundo más “libre”.

 “La caída del muro de Berlín supuso una crisis en la idea de realidad” JORDI PUNTÍ, escritor Jordi Puntí explica cómo afectó al campo de la narración la caída del muro de Berlín y dice que trastornó el concepto de realidad. “La gente de la Alemania del Este salió de una realidad falsa –la de la censura y el comunismo– para ir a parar a una realidad también falsa –la del consumismo y el capitalismo–”, explica Puntí. El escritor de Manlleu colabora habitualmente en medios de comunicación (Catalunya Ràdio, El Periódico y L’Avenç) y ha escrito dos libros de relatos: Pell d’Armadillo y Animals tristos.

“Tras la caída del muro, el peligro más obvio ha venido con el 11-S” NORMAN MANEA, escritor rumano La caída del muro de Berlín trajo la fuerza y la vitalidad de la libertad, según Manea. Una libertad imperfecta y contradictoria, explica, pero que no puede despreciarse. Manea vivió en un campo de concentración nazi con su familia y también ha sufrido los efectos de la dictadura de Ceacescu. Actualmente vive en Nueva York y es uno de los escritores rumanos más reconocidos internacionalmente. Afirma que el fundamentalismo religioso –más presente a raíz de los atentados del 11-S– es peor que el ideológico, que cayó con el derribo del muro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario