viernes, 19 de octubre de 2012

Nuevio libro de El Roto sobre los medios de comunicación









Para el viñetista Andrés Rábago, 'El Roto' (Madrid, 1947), que publica sus dibujos en EL PAÍS, la libertad de expresión "conlleva saber qué queremos decir, es necesario que reflexionemos y que sea algo útil". El dibujante, que publica nuevo libro, 'Camarón que se duerme (se lo lleva la corriente de opinión)' (Literatura Mondadori) comenta en esta fotogalería los dibujos escogidos, seleccionados por temas como la libertad de expresión, la televisión e Internet. En el primer dibujo, El Roto muestra a un hombre que quiere desahogarse pero "la comunicación no debe ser solo eso" sino que requiere de "un pensamiento".

El Roto publicó hace un año 'Viñetas para una crisis' sobre la situación económica. En esta ocasión vuelve a la carga con un libro sobre "la manipulación informativa y la disolución de la opinión crítica". Entre las viñetas seleccionadas, esta muestra lo que ocurre con un medio al que el dibujante tiene especial manía: "Cuando uno enciende la tele se le apaga el cerebro. Hay una relación de conexión-desconexión, cuando conectas la tele se desconecta tu conciencia crítica". En su opinión, la televisión es un medio que solo "busca el espectáculo" por eso Rábago busca en sus dibujos alertar "de la corriente dominante de opinión".

"Internet tiene mucho de bueno pero sus mecanismos de información son muy distintos a los de las tecnologías más tradicionales, como la prensa, porque la lectura requiere un esfuerzo de conciencia mayor", dice Rábago. En sus lúcidos análisis de la realidad, ve en Internet un medio en el que las informaciones "cambian constantemente, por lo que tienen menor duración en el cerebro y se fijan menos". "Hay más caudal informativo pero con menos calado". La Red "es un río rápido pero con poca profundidad". Aunque no todo es malo. "Internet tiene de bueno que permite acceder a la información en lugares a los que el papel no llega".

Son habituales en El Roto los juegos de palabra, este dibujo es un buen ejemplo, pero no es un mero ejercicio estilístico. "Yo intento que las palabras cobren más sentido del que tienen y que hagan reflexionar sobre la actualidad". Para el dibujante, "muchas de las cosas que se presentan como realidad son futuribles, imaginaciones con las que nos entretienen". "Muchos políticos son como magos, nos muestran algo que no es real, la mayor parte son embaucadores".

El Roto, también conocido en su trayectoria con el seudónimo de Ops, muestra en sus dibujos las influencias negativas que tienen en ocasiones los mensajes que se lanzan desde los medios. "Odiamos a personas porque nos dicen que son odiosos, parece que tenemos una necesidad de emociones negativas, que entretienen y canalizan las frustraciones". Lo que se consigue es "eliminar la obligación de conocer mejor las cosas" y "encauzar los odios".

Colaborador diario en las páginas de Opinión de EL PAÍS, Rábago ha desarrollado también una carrera como ilustrador por la que fue distinguido con el Premio Nacional. En este dibujo muestra uno de sus personajes arquetipo, el potentado que vive en la opulencia. "Muchas veces utilizo personajes sin cara, lo que significa que están en un lugar alejado, pero hay que tener cuidado al dibujarlos porque debe ser creíble lo que cuentas".

Mensaje meridiano el de esta viñeta. "Lo que está ahí, cuando lo percibimos, se desdibuja. Es como si tuviéramos una malla que traduce las cosas en algo que no son en realidad. Toda realidad es simbólica pero los canales de percepción están obturados de informaciones que dificultan la percepción". El Roto se pregunta: ¿Por qué es difícil ver lo que vemos como realmente es?

"Los instrumentos para el deleite del sentido de la vista", como la televisión, "han dado origen a una generación de ciegos golosos", escribe El Roto en el prólogo de 'Camarón que se duerme (se lo lleva la corriente de opinión)'. "La televisión anestesia, vemos en ella cosas atroces pero no nos afecta. Es el propio instrumento de comunicación nos hace insensibles". Para el autor se genera una paradoja con la tele, "nos trae información y, a la vez, por la forma de presentarla, la aleja".

Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario