domingo, 14 de octubre de 2012

Joseph Kony, Uganda, en búsqueda y captura



La organización Invisible Children difundió un documental que denuncia las atrocidades cometidas contra los niños en África: esclavas sexuales, niños soldado, mutilaciones y canibalismo. 

El trabajo forma parte de un proyecto llamado Kony 2012 sobre el grupo 'Ejército de Resistencia del Señor' y su líder Joseph Kony, un combatiente buscado por la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad.

El grupo rebelde de Kony, en Uganda, es responsable de miles de mutilaciones y asesinatos en los últimos 26 años. La milicia secuestra niños, los obliga a servir de soldados o a ser esclavos sexuales, e incluso a matar a sus padres. El "Sr. Kony", como lo llaman afectuosamente los medios internacionales, es el líder y fundador del Ejército de Resistencia del Señor (Lord's Resistance Army, LRA), un movimiento de resistencia que ha buscado desde 1988, derrocar al gobierno de Uganda. La propuesta de Kony y el LRA es el de convertir a Uganda en un estado teocrático basado en los 10 mandamientos, declarándose así parte del fundamentalismo cristiano.

Tanto Kony como el LRA son conocidos por perpetuar distintos crímenes de guerra. Se dice que desde 1988 han secuestrado a 60 mil niños, de los cuales han convertido a 40 mil en soldados y esclavas sexuales. Han mutilado, matado y hasta practicado canibalismo y su violencia ha provocado el desplazamiento de miles de personas. Por esto, Kony es el número uno en la lista de criminales de guerra de la Corte Penal Internacional.

El objetivo de la organización es detener a Kony antes del 31 de diciembre de 2012, fecha en la cual eliminará de las redes sociales todo el material relacionado con la campaña. Personajes influyentes como Angelina Jolie, Lady Gaga, Bono y George Clooney se sumaron a la propuesta para que el mensaje llegue a más personas.

"El principal mensaje es solo demostrar que hay muy pocas ocasiones en que los problemas son blanco y negro. Hay situaciones muy complicadas en el mundo, pero Joseph Kony lo que hace es blanco y negro", dijo Keesey. Al video, con más de 32 millones de visitas en cuatro días, ya le han salido críticos que apuntan a varias preocupaciones referentes a los intereses de la organización que hizo el documental. Voces como la revista 'Foreign Affairs' ha dicho que el grupo es "manipulable y tiene fines estratégicos", otros dicen que la campaña hace parte de una estrategia para que EE.UU. pueda seguir ampliando su cooperación con el ejército de Uganda, que ya tiene un registro propio de violaciones a los derechos humanos.

Aunque en las imágenes lleva traje de chaqueta y corbata, Joseph Kony es uno de los asesinos más sanguinarios del mundo. Es el líder del rebelde y autoproclamado Ejército de Liberación del Señor, en Uganda, y sobre él pesa un orden de búsqueda por crímenes de guerra. 

"Si usted habla con cualquier ugandés, le dirá que este es el grupo más temido en Uganda por culpa de los métodos que utilizan. Un joven me dijo que cuando él era un niño de 14 años se vio obligado a matar a sus padres y unirse al grupo rebelde", asegura un periodista que reside en el país africano.

Narrado desde un puto de vista muy personal, la Organización Invisible Children utiliza al propio hijo de uno de los trabajadores de esta ONG para concienciar a la ciudadanía del calvario que sufren otros muchos niños africanos. Barack Obama ya ha agradecido a los norteamericanos su implicación. "Felicito a los cientos de miles de estadounidenses que se han movilizado para responder a esta crisis, que remueve la conciencia", afirma su portavoz de la Casa Blanca.

Según los impulsores de la campaña, la idea no se centra en acabar con la vida de Joseph Kony. El objetivo es que sea capturado y responda ante la Justicia. Cada vez que alguien hace click en el video, el final de Kony parece más cercano.

Kony 2012

El fundamento de KONY 2012 es "hacer famoso" a este criminal para que así, la cámara de representantes de Estados Unidos continúe apoyando al ejercito de Uganda para atraparlo y eventualmente, desmembrar al LRA.

En una increíblemente efectiva estrategia de marketing, la campaña logró el apoyo en Twitter de dos grupos de personas cultural y políticamente influyentes:

a) "The Culturemakers" (los creadores de cultura) son un grupo de celebridades y personalidades de los Estados Unidos que a través de sus redes sociales y su poder de dispersión de información pueden convertir a Kony en toda una "celebridad". Entre los integrantes encontramos a Mark Zuckerberg, Lady Gaga, Justin Bieber, Angelina Jolie y George Clooney, entre otros.

b) "The policymakers" (los creadores de políticas públicas), son un grupo conformado por políticos de alto nivel como George W. Bush, Bill Clinton, Mitt Romney (precandidato republicano a la presidencia 2012), Ban Ki-Moon (Secretario General de la ONU), por mencionar algunos. Estos políticos comparten la idea de que volver famoso a Kony generará suficiente apoyo para demandar su captura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario