sábado, 6 de octubre de 2012

4 meses, tres semanas y dos días




4 meses, 3 semanas y dos días, es una de esas películas cuyo argumento me tiraba completamente para atrás, las dificultades de una joven que quiere abortar en la Rumanía comunista a través de la mirada de la amiga que le ayuda. La película ganó la palma de oro y un par de amigos me hablaron bien de ella, así que vencí a la pereza y ayer me puse a verla aprovechando una tregua y bueno... no me ha podido gustar más, a partir de una trama en la que parece inevitable caer en el melodrama o el cine de denuncia (géneros que no me interesan demasiado), se construye una película fascinante llena de emociones, de veracidad y de crudeza sin recurrir a ningún falso truco. Sólo cine del bueno, es acojonante como se utilizan las elipsis en esta película, parece que estamos asistiendo a un rodaje en tiempo real, y a pesar de que le película se toma todo el tiempo del mundo para mostrar no cansa en lo más mínimo. El guión es buenísimo y la actriz principal está muy bien, también el abortador resulta un personaje imborrable. Como las grandes obra, a partir de un acontecimiento la película trasciende a temas mucho más amplios, la política abortiva del país sí, pero en general el machismo y el clasismo del mismo y más allá, la difícil convivencia entre la amistad, el amor y el miedo. 

(4 luni, 3 septamani si, 2 zile, Rumania, 2007, Digital, 113’, AM18)
Dirección: Cristian Mungiu.
Con Anamaria Marinca y Laura Vasiliu.  
› Palma de Oro y Premio FIPRESCI – Festival de Cannes 2007.
› Nominada al Globo de Oro 2008 como Mejor Película Extranjera.
› Película del Año según la Federación Internacional de Prensa Cinematográfica (FIPRESCI)


No hay comentarios:

Publicar un comentario