sábado, 15 de septiembre de 2012

La otra cara de la ONU


La ONU se define como una asociación de gobiernos global que facilita la cooperación en asuntos como el Derecho internacional, la paz y seguridad internacional, el desarrollo económico y social, los asuntos humanitarios y los derechos humanos.

La financiación de las Naciones Unidas y de algunas de sus agencias especializadas está asegurada por las contribuciones obligatorias de los estados miembros. En el caso de algunas agencias especializadas, su financiación proviene de contribuciones voluntarias de estados miembros, organizaciones, empresas o particulares.


Su principal objetivo es, por tanto, extender la libertad y la democracia en el mundo... en realidad se trata de un organismo antidemocrático en sus conceptos y su sistema de decisión.


El Consejo de Seguridad, principal organismo de la ONU, está compuesto por 14 miembros, elegidos rotatoriamente, en el que siempre están, Estados Unidos, la URSS (Rusia), el Reino Unido, Francia y China. Tiene como peculiaridad, que cinco naciones tienen derecho a veto: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, la URSS (Rusia) y China.


Estos pasíses forman el núcleo duro, son los que tienen poder de decisión sobre las cosas que ocurren en el mundo Basta que uno que ellos diga no a una propuesta para que ésta se venga abajo; tienen que estar los 5 desacuerdo. El resto de los países se limitan a hacer recomendaciones.

En la fundación de la ONU destaca un apellido que representa el poder por excelencia: Rockefeller.

Donó 8 millones de dólares para levantar la sede de la ONU en Nueva York. Se relaciona al primer secretario de la ONU, Trygve Lie con corrupción urbanística ya que personas cercanas a él se enriquecieron con la venta de los terreros que hoy alberga la central de la ONU, que pertenecía a otro magnate millonario Bill Zeckendorf, que a su vez por supuesto, se enriqueció con la construcción de la ONU.

Repasemos la trayectoria de algunos de los Secretarios Generales de la ONU:


-Kurt Waldheim: Fue secretario general de las Naciones Unidas entre 1972 y 1981; y presidente federal de Austria entre 1986 y 1992. Se demostró que había sido miembro de la SS y participó en la deportación de judíos de Yugoslavia a los campos de exterminio. Su nombre aparece reflejado en muchos documentos, ya que era él quien los firmaba (todo destapado con una investigación periodística). ¿Como fue posible que esta persona fuese elegida Secretario General de la ONU?
-Kofi Annan: cuestionado por el caso de corrupción conectado al bloqueo contra el Irak de Saddam Hussein por el programa petróleo por alimentos (Oil for Food); la prensa lo calificó como el mayor escándalo del siglo.

En este programa se enriquecieron miembros de la ONU por medio de facturas falsas, desviando muchos de los alimentos que debían ir a parar a la necesitada población iraquí. Estaba inmiscuido el propio hijo de Kofi Annan.

Junto con la misma ONU recibió el Premio Nobel de la Paz en 2001 por su trabajo por un mejor mundo organizado y más pacífico.


-Ban Ki-moon: aparentemente es el menos "mediático" de los secretarios. Elegido en el año 2007, sucediendo a Kofi Annan.

Congresistas estadounidenses solicitaron al gobierno una investigación sobre posible conexión pasada de Ban Ki-moon con la secta Moon que según todos los expertos, es la secta más peligrosa del mundo. La prensa americana, siempre al acecho de cualquier noticia de este tipo comenzó a hacer averiguaciones... llegaron a la concusión de que hubo algunas relaciones sospechosas entre este hombre y el líder de la secta Sun-Myung Moon.

Cuando en una rueda de prensa se le preguntó acerca de esta posible asociación contestó que eso era "irrelevante para el desempeño de su cargo".


Uno de las ambiciones demenciales de esta secta es que la ONU se convierta en un organismo religioso a nivel mundial y que el coreano tiene que convertirse en la legua oficial de todo el mundo. Si esta asociación fuese cierta implicaría un trato de favor a esta secta y a sus negocios en todo el mundo, cuestión que preocupa a estos congresistas. Todavía no se sabe si esto es cierto... pero a la vista está de que hay sospechas.


En los años 80 cuando presidía la Casa Blanca Ronald Reagan se le relacionó políticamente con esta secta, lo que provocó un escándalo tremendo y fue uno de las causas que más mala prensa le dio.

Los cascos azules son cuerpos militares encargados de crear y mantener la paz en áreas de conflictos, monitorear y observar los procesos pacíficos y de brindar asistencia a ex combatientes en la implementación de tratados con fines pacíficos. Actúan por mandato directo del Consejo de Seguridad de la ONU y forman parte miembros de los ejércitos de los países miembros integrantes de las Naciones Unidas integrando una fuerza multinacional.
Se supone son tropas de paz -aunque no dudo que haya personas que particularmente sí actúen de buena fé- ya resulta imposible no asociarlos a episodios como los de Somalia, Ruanda o Bosnia, donde se descubbrió cada contingente de cascos azules controlaban una especialidad delictiva diferente: -los ucranianos controlaban el tráfico de heroína y coche robados,
-los franceses la prostitución y el alcohol,
-en los Congo, cascos azules pakistaníes cambiaban armas por oro con las guerrillas.

Hay casos como los de Sierra Leona o Kosovo donde se ha torturado a personas.

Los soldados italianos destacados en Mozambique, por ejemplo, contrataban los favores sexuales de niñas de menos de 8 años.
Soldados nigerianos que hacían lo mismo en Liberia... es decir, han sido TANTOS los desmanes que muchos nos preguntamos que está pasando, para qué es necesario un organismo así.


Sinopsis del libro
Desde 1945, la ONU ha asumido un papel que en muchas ocasiones ha sido contrario al espíritu que marcaba la Carta de las Naciones Unidas y a los ideales por los que fue escrita. Este libro relata con nombres y apellidos 60 años de fraude, corrupción, amiguismo, estafas, acosos sexuales, violaciones, torturas, pederastia, sobornos, mala gestión y catastrófica administración por parte de la ONU y sus agencias especializadas. En él, Eric Frattini narra cómo «Trygve Lie, primer secretario general, cooperó abiertamente con el Comité de Actividades Antiamericanas de McCarthy en su “Caza de Brujas” dentro de la ONU; Dag Hammarskjold permitió el despliegue de agentes de la CIA en la sede de la ONU y ayudó a esta a manipular la política del Congo; U Thant protegió a seis diplomáticos árabes sospechosos de asesinar a una norteamericana en una orgía de sangre y sexo a cambio de una importante donación; Kurt Waldheim escondió su pasado nazi y sus años de servicio en el ejército de Hitler; Javier Pérez de Cuéllar protegió y promovió el amiguismo y el derroche entre altos mandos de las Naciones Unidas; Butros Butros-Gali protegió a altos cargos de la ONU, amigos personales, de graves acusaciones de acoso sexual sobre funcionarias de la organización; Kofi Annan cerró los ojos ante los dos mayores casos de genocidio en Ruanda y Srebrenica y, por “omisión”, el mayor caso de corrupción de toda la historia de la ONU en el programa “Petróleo por Alimentos”, en el que estaba involucrado su propio hijo, Kojo»... y muchos casos más. Un libro de estilo periodístico, muy claro y directo que desde luego no dejará a nadie indiferente.

1 comentario: