lunes, 27 de agosto de 2012

Operación "Paperclip": del Tercer Reich a U.S.A.


"La Operación Paperclip (originalmente Operación Overcast) fue el nombre en clave de la operación realizada por el Servicio de Inteligencia y Militar de los Estados Unidos para extraer de Alemania científicos especializados en las llamadas Armas Maravillosas del Tercer Reich, como cohetes, armas químicas y experimentación médica después del colapso del régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Más de 700 científicos y sus familias fueron llevados secretamente a Estados Unidos, sin el conocimiento o aprobación del Departamento de Estado. Ninguno de ellos tenía cualificación para un visado de entrada en los Estados Unidos, pues todos habían servido a la causa nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Numerosos documentos fueron reescritos para limpiar el nombre de diversos científicos envueltos en esa operación, a fin de posibilitar su entrada en el país e impedir que cayeran en manos de la Unión Soviética. Gran parte de las informaciones concernientes a la Operación Paperclip aún están clasificadas como secreto absoluto; además, hubo una operación aún más secreta para conseguir secretos nucleares alemanes, equipamiento y personal: la llamada Operación Alsos."

Ampliar (dimensiones reales 3000 x 1310)Imagen
 
Operación Paperclip

Al final de la Segunda Guerra Mundial el estado mayor de los Estados Unidos inicia la operación Paperclip a espaldas del presidente Roosevelt. En algunos años, cerca de 1 500 científicos nazis son sacados de Alemania y reclutados para trabajar contra la URSS comunista. Realizan investigaciones principalmente sobre armas químicas, el uso de psicotrópicos en la tortura y la conquista del espacio. Lejos de situarlos en puestos subalternos el Pentágono les confía la dirección de estos programas en los que estampan su sello ideológico.

Apenas terminada la Segunda Guera Mundial en el teatro de operaciones, se inicia la rivalidad entre los Estados Unidos y la URSS. La prioridad de ambos pasa a ser el rápido saqueo del enemigo vencido: el Tercer Reich de Adolf Hitler. Así, el conocimiento tecnológico desarrollado por los científicos alemanes despierta la codicia aunque haya sido fruto de la explotación de una mano de obra en cautiverio en los campos de concentración.

Una parte del estado mayor de los Estados Unidos, sacudida por lo que descubren sus hombres en Dachau, Auschwitz, Dora, ordena recoger la mayor cantidad posible de pruebas con vistas a un proceso de los dirigentes nazis. Por el contrario, otros oficiales del estado mayor consideran que estos criminales son un personal insustituible que conviene poner al servicio del poderío de los Estados Unidos, de modo que el Pentágono pone en marcha una operación para recuperar a los científicos alemanes que hayan trabajado para el Tercer Reich nazi de Adolf Hitler.

La operación se enfrenta a una gran resistencia proveniente al mismo tiempo de dirigentes políticos y en el estado mayor. La posición del presidente Franklin Delano Roosevelt es clara: rechaza el conceder privilegios a los oficiales de las SS y a los miembros del ministerio alemán de Relaciones Exteriores al ser interrogado sobre el asunto por William Donovan, jefe de la OSS.

Los científicos más codiciados en lo inmediato son los que han constituido la amenaza más fuerte para los Aliados, es decir, los que han concebido los temibles misiles V2, (cohetes supersónicos) en cuya vanguardia está el nazi Wernher von Braun. Con sólo 32 años en 1945, se trata de uno de los más brillantes ingenieros de la época. Desde la década de 1930 trabaja con Hermann Oberth, padre del cohete alemán.

Pasa a formar parte de las SS y del comando personal del jefe de la organización, Heinrich Himmler, antes de obtener el grado de comandante. Durante la guerra trabaja en el centro de Peenemünde en el proyecto de los cohetes V2, construidos en la fábrica Mittelwerk por personal procedente del campo de concentración de Dora.

Tras la victoria de los Aliados, es internado por un tiempo en Garmisch por el equipo del coronel norteamericano Holger Toftoy, quien alberga un proyecto descabellado: reiniciar en la base de Fort Bliss, en los Estados Unidos, el programa coheteril en el que trabajaba von Braun, a quien le encarga además convencer a sus antiguos colegas para unirse en la aventura.

La tarea no es muy difícil: en su mayoría, los científicos corren el riesgo, si se quedan en Europa, de ser conducidos ante un tribunal por «complicidad en crímenes de guerra». Paralelamente, uno de los directores de la JIOA, E.W. Gruhn, se encarga de hacer una lista de científicos alemanes y austriacos de los más calificados para que sean reclutados y trabajen para el gobierno de los Estados Unidos.

Para ello se apoya en Werner Osenberg, quien dirigió la sección científica de la Gestapo encargada de verificar la confiabilidad política de los científicos que trabajaban para el Reich. Los informes y expedientes de la siniestra policía le permitieron a Osemberg hacer una lista de 15 mil nombres de científicos con su filiación política y valor científico. Como lo señala Linda Hunt, este método «favorecía sobre todo la contratación de nazis acérrimos y convencidos».

El programa confiado a von Braun no obtiene inmediatamente los resultados esperados. En junio de 1947 se efectúa el lanzamiento del primer V2 modificado desde la rampa de White Sands Proving Ground, en Nuevo México. El misil, ensamblado a partir de piezas alemanas recuperadas en Mittelwerk, se aleja de su trayectoria inicial para ir a estrellarse del otro lado de la frontera mexicana, a menos de cinco kilómetros de un barrio superpoblado de Ciudad Juarez, lo que obliga a Washington a explicarles inmediatamente a los mexicanos que bajo ningún concepto pretende lanzar un ataque coheteril contra su país.

El traslado de científicos tan implicados en el aparato nazi no podía producirse sin dificultades. Muchos de ellos sólo aceptaron este «exilio» bajo amenaza de persecución judicial en su país, lo que no es una prueba de confiabilidad. En el mejor de los casos consideran colaborar con un aliado objetivo en la lucha contra la URSS.

En el peor, están decididos a compartir lo menos posible las tecnologías que dominan o a venderlas al mejor postor. Estos problemas son identificados al principio de la operación. Walter Jessel, teniente del ejército norteamericano, fue encargado en 1945 de evaluar la lealtad de los científicos antes de que abandonaran Alemania.

Su informe, basado en los interrogatorios, concluye que Von Braun y sus hombres tratan de ocultar sus informaciones a los oficiales norteamericanos. Según el militar estadounidense, confiar en ellos sería «absurdo». Después de todo, los científicos alemanes estaban hasta hacía poco en el campo enemigo.
 
Una operación de interés nacional

Imagen

La opinión pública no se inmuta por esta llegada al territorio norteamericano de antiguos científicos nazis, además de haber sido cuidadosamente desinformada al respecto. A finales de 1946 el departamento de Guerra organiza incluso un día a puertas abiertas en Wright Field a fin de presentarle a la prensa una delegación de «sabios alemanes». Los artículos publicados tras esta iniciativa propagandística silencian los antecedentes dudosos de estos brillantes ingenieros.

La ortodoxia del Pentágono quiere que todos sean «pasados por el tamiz». El subsecretario de Guerra Patterson declara «que ningún científico sospechoso de crímenes de guerra ha sido introducido en los Estados Unidos». En realidad, existen importantes diferencias dentro de la propia base de Wright Field, donde varios militares norteamericanos se indignan por tener que trabajar con «criminales de guerra nazis».

Así, Theodor Zobel es acusado de haber «efectuado experiencias con seres humanos cuando dirigía los túneles de pruebas aerodinámicas de Chalais-Meudon, en Francia, información confirmada por un informe del OMGUS, la administración militar norteamericana en Berlín. El experto en carburantes de reactores, Ernst Eckert, ve resurgir su pasado de antiguo miembro de las SA, luego del NSDAP a partir de 1938 y de las SS en 1939. Pero la política del Pentágono es la de proteger al máximo a estos hombres mientras siguan trabajando mientras se va trayendo a otros más.

A partir del verano de 1947, la JIOA lanza una nueva operación titulada «National Interest» (Interés Nacional) que le permite reclutar a toda la gama de científicos nazis, incluso a los que han sido condenados por crímenes de guerra. Esta les propone trabajar para el ejército o para grandes empresas privadas, especialmente para Lockheed, W.R. Grace and Company, CBS Laboratories y Martin Marietta.

Otto Ambros es de los que se benefician con el programa. Director del IG Farben durante la guerra, participa en la decisión de utilizar el Zyklon B (producido por una filial del IG Farben) en las cámaras de gas y escoge el campo de exterminio de Auschwitz para instalar una fábrica. Esto le permite producir, con mano de obra en condiciones de esclavitud, gases asfixiantes que probaba allí mismo con prisioneros antes de extender su uso a los demás campos. Declarado culpable en Nuremberg de esclavización y asesinatos en serie, es beneficiario de la clemencia del tribunal y sólo es condenado a ocho años de prisión.

Durante su encarcelamiento su nombre se mantiene en las listas de contratación de la JIOA, que lo recluta desde su liberación anticipada mediante John McCloy, alto comisionado de los Estados Unidos para Alemania. Entonces es integrado como «consejero» a los efectivos de W.R. Grace Company, Dow Chemical, así como a los del US Army Chemical Corps.
 
Lista Osenberg

Siguiendo al fracaso alemán de la Operación Barbarossa y la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, la situación estratégica de Alemania cambió, ya que no estaba preparada para una guerra larga. Como resultado de esto, en la primavera de 1943 se empezó a llamar a científicos y técnicos desde las unidaddes de combate para empezar a desarrollar nuevas armas y técnicas.

Este esfuerzo de llamada primero requirió identificar al personal y rastrearlo (particularmente por su lealtad ), el cual culminaría en la Lista Osenberg por Werner Osenberg, un ingeniero científico de la Universidad de Hanover que condujo la Wehrforschungsgemeinschaft (en español Asociación Militar de Investigación).

En marzo de 1945, un técnico polaco encontró restos de la Lista Osenberg en un baño que no había sido limpiado apropiadamente. El Mayor Robert B Staver, Jefe de la Jet Propulsion Section of the Research y Rama de Inteligencia del Ejército de Estados Unidos en Londres, usó después la Lista Osenberg para hacer la Lista Negra, el nombre código de la lista de los científicos expertos en cohetes, con el nombre de Wernher von Braun en el primer lugar.

Operación Overcast

El plan original - de sólo entrevistar a los científicos nazis expertos en cohetería - cambió después de que el Mayor Staver mandara un cable (firmado por el coronel Joel Holmes) al Pentágono el 22 de mayo de 1945 acerca de la importancia de evacuar a los técnicos nazis y sus familias en TAN "importante para la Guerra del Pacífico." Además estaba el deseo fuerte de negar a los expertos nazis a la Unión Soviética-.
 
Operación Alsos
 
En la Operación Alsos, Werner Heisenberg, la cabeza visible del Proyecto alemán de energía nuclear: "…valía más que diez divisiones de alemanes".

Además de los especialistas en Cohetería y Física Nuclear, varios equipos de aliados fueron en busca de expertos en Química, Medicina y armas navales. Uno de los esfuerzos premiados de Overcast fue el rapto, en mayo de 1945, del experto de Henschel, el Dr. Herbert A. Wagner, quien estaba inicialmente empleado en una Mansion de Long Island NY y después en la Estación Naval Aérea Point Mugu en 1947.
 
Figuras clave
 
Allen Dulles (abogado de Prescott Bush), considerado el cerebro de la operación Paperclip como Jefe de la OSS en Berna, Suiza, y posteriormente director de la CIA). En 1942, Allen Dulles, abogado y amigo íntimo de la familia Bush, recibió la misión de impedir a la prensa que citara o mencionase el nombre de la familia Bush después de que se hubiera constatado oficialmente que "grandes partes del imperio Prescott Bush operaron para la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial", contribuyendo de esta manera al esfuerzo de guerra nazi.
 
Cohetería: Wernher von Braun, Walter Dornberger, Ernst R. G. Eckert, Bernhard Tessmann, Arthur Rudolph, Ernst Stuhlinger, Krafft Arnold Ehricke, Gerhard Reisig, Konrad Dannenberg, Kurt Debus, Georg Rickhey, Rudi Beichel, , Werner Dahm, Otto Hirschler, Werner Rosinski, Eberhard F. M. Rees, Hermann H. Kurzweg.
 
Aeronáutica: Alexander Martin Lippisch, Hans von Ohain, Hans Multhopp, Anselm Franz.

Medicina: Walter Schreiber, Kurt Blome, Hubertus Strughold, Hans Antmann, Josef Mengele.

Combustible sintético: Franz Fischer, Hans Tropsch, Frederick Hibsä.

Electrónica: Hans Ziegler, Kurt Lehovec, Hans Hollmann, Johannes Plendl.

Inteligencia militar: Reinhard Gehlen (Red Stay Behind).

Grupo de Cientificos 
 
A principios de agosto de 1945, el coronel Holger N. Toftoy, jefe de la Rama de Cohetería de la División de Investigación y Desarrollo del Ejército de Estados Unidos, ofreció contratos iniciales de un año a los científicos nazis. Después de que Toftoy accediera a cuidar sus familias, 127 científicos aceptaron la oferta. En septiembre de 1945, el primer grupo de 7 científicos arribó a Fort Strong en los Estados Unidos: Wernher von Braun, Erich W. Neubert, Theodor A. Poppel, August Schultze, Eberhard F. M. Rees, Wilhelm Jungert y Walter Schwidetzky. Eventualmente los científicos coheteriles se trasladaron a Fort Bliss, Texas, para pruebas de cohetes en el Campo de Prueba de White Sands como "Empleados Especiales del Departamento de Guerra."

A principios de 1950, se obtuvo la condición legal de algunos especialistas "Paperclip cuando las visas fueron extendidas en el Consulado norteamericano de Ciudad Juárez, México, con las cuales los científicos entraban legalmente en Estados Unidos. En las últimas décadas, científicos de la Segunda Guerra Mundial fueron investigados -- Arthur Rudolph fue ligado a la actividad esclava de Mittelbau-Dora y Hubertus Strughold fue implicado en experimentación nazis en humanos.

Ochentaiséis expertos en aeronáutica fueron trasferidos al Wright Field, quien además adquirió material bajo la Operación Lusty, como Arado Ar 234, Messerschmitt Me 262, Heinkel He 219, Dornier Do 335, Messerschmitt P-1101, Focke-Wulf Ta 183, Blohm + Voss BV 155 entre otros.

El United States Army Signal Corps empleó a 24 especialistas -- incluyendo a los físicos Drs. Georg Goubau, Gunter Guttwein, Georg Hass, Horst Kedesdy y Kurt Levovec; a los físico-químicos Prof. Rudolf Brill, Drs. Ernst Baars y Eberhard Both; geofísico Dr. Helmut Weickmann; el óptico Dr. Gerhard Schwesinger; y a los ingenieros electrónicos Drs. Eduard Gerber, Richard Guenther y Hans Ziegler.

El Departamento de Minas de Estados Unidos empleó a siete científicos Nazis expertos en combustible sintético en la planta química de Fischer-Tropsch en Louisiana, Missouri en 1946.

En 1959, 94 individuos Paperclip ingresaron a Estados Unidos, incluyendo a Friedwardt Winterberg, Hans Dolezalek y Friedrich Wigand. A través de 1990, Paperclip tuvo un personal de más de 1,600 personas, con los "reparos intelectuales" que provocaba en Gran Bretaña (principalmente por las patentes nazis y procesos involucrados) valuados en una cifra cercana a $10.000 millones de dólares.
 
Operaciones Relacionadas

Misión especial V-2: Operación norteamericana comandada por el Mayor William Bromley para recobrar un cohete V2 y su equipamiento. El Mayor James P. Hamill, con la ayuda del regimiento, coordinó el primer embarque de un V2 desde Nordhausen a Erfurt.

Imagen

Operación Backfire: Operación Backfire - Experimentos con cohetes en el área de Cuxhaven

Operación Eclipse: Plan no implementado de 1944 para operaciones de guerra en Europa de la postguerra que estaba destinado a destruir los misiles V-1 y V-2 encontrados por el Air Disarmament Wing.

Operación Safehaven: Proyecto norteamericano bajo Eclipse para impedir que científicos nazis escaparan hacia otros países (p. ej. Latino América).

Directiva de la Junta de Comandantes en Jefe 1067/14: El 26 de abril de 1946, la Orden 1067 de la Junta de Comandantes en Jefe de Estados Unidos fue dada por el general Eisenhower para "preservar de la destrucción y tomar control sobre todos los documentos, materiales y datos pertenecientes a organizaciones alemanas destinadas a investigación." esta directiva norteamericana decía que los científicos nazis podían ser detenidos para necesidades de inteligencia, excepto los criminales de guerra.

Field Information Agency; Technical (FIAT): Agencia del Ejército norteamericano destinada a asegurar "los grandes eventos de la ingeniería alemana, como botín de guerra, a nombre del avance de la ciencia y la mejora del nivel de vida en las Naciones Unidas por la apropiada explotación de los descubrimientos nazis en estos campos.". FIAT fue disuelta en 1947 cuando la Operación PAPERCLIP comenzó a operar en grandes magnitudes.

DUSTBIN (contraparte de ASHCAN): Centro de detención clandestino de Estados Unidos establecido primero en Paris y después en el Castillo Kransberg en el las afueras de Francfort.

National Interest/Project 63: "Proyecto destinado a que los Nazis obtuvieran trabajos con Lockheed, Martin Marietta, North American Aviation u otros contratistas de defensa, mientras muchos ingenieros norteamericanos del área estaban cesantes."

Operación Alsos: Esfuerzos norteamericanos para obtener armas nucleares nazis secretas, equipamento y personal.

Operación Lusty: Esfuerzos norteamericanos para capturar tecnología aeronáutica nazi, con técnicos y equipos.

Target Intelligence Committee (TICOM): Proyecto norteamericano para obtener expertos nazis en criptografía.

Operación Surgeon: Operación inglesa para negar experticia aeronáutica a la Luftwaffe y explotar a los científicos nazis en nombre de los británicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario