miércoles, 22 de agosto de 2012

Escritores bajo el nazismo


Ante el auge del nazismo, los escritores alemanes (y de los países "anexionados" o conquistados por los nazis) -como los intelectuales y los artistas- asumieron actitudes diferentes: desde el entusiasmo y el apoyo o la pertenencia al partido nazi hasta la oposición, el exilio o el exilio interior. También el régimen nazi actuó de forma muy diferente frente a los escritores: muchos fueron perseguidos, internados en campos de concentración y asesinados; otros, fueron prohibidos, obligados al silencio o al exilio; otros, finalmente, fueron festejados. No sólo escritores alemanes se vieron afectados por la persecución. Cualquier listado simplifica en exceso, categorizando situaciones humanas y artísticas que pueden ser muy complejas. Por eso, conviene remitir a los artículos particulares para comprender los matices de cada situación. Podéis ver la lista completa en wikipedia.

Miles de libros desaparecieron de las bibliotecas alemanas el 10 de mayo de 1933 durante la quema de libros perpetrada por el régimen nacionalsocialista. Se calcula que sólo en Berlín, los nazis quemaron esa noche 20.000 publicaciones de filósofos, científicos, poetas, escritores. Sus nombres pasaron a integrar las "listas negras". Muchos de ellos fueron asesinados, arrestados o enviados al exilio. La quema de libros fue un acto simbólico: el comienzo de la persecución y la expulsión de científicos e intelectuales de Alemania. El efecto de la quema de libros supera la época nacionalsocialista: según el historiador berlinés Michael Grüttner, con ello comenzó la decadencia de Alemania como nación de la ciencia: con la emigración a América del Norte de 24 premios Nóbel de Alemania y Austria, "el primer lugar pasó a ocuparlo Estados Unidos", declaró Grüttne

No hay comentarios:

Publicar un comentario