sábado, 25 de agosto de 2012

El creyente (1/10)



La historia se basa en Danny Balint un feroz antisemitita que forma parte activa de un grupo Neonazi de Nueva York, el cual en su infancia fue educado bajo los techos de una colegio Judío, tal y como la tradición familiar lo decretaba. Danny no era un simple integrante mas de dicho grupo Neonazi, él era el líder y bajo la tutela de un par de Neofascistas declarados ayudan a que la popularidad de Danny se ensanche, pero curiosamente es en esta etapa donde está en camino de lograr sus objetivos, comienza a dudar de su filosofía y emprende una lucha de ambivalencia de ideologías, por un lado la de sus raíces Judías, por el otro sus dogmas optadas en su adultez.

ANALISIS

De forma reiterada en la película se observan remembranzas de Danny acerca de su vida escolar, durante su infancia, en el colegio Judío donde constantemente discutía con su maestro acerca de las creencias de la religión profesada dentro de dicho grupo, en el cual lo interesante es observar como desde temprana edad se cuestiona acerca de la ideología impuesta en su niñez y como un mal abordamiento de parte de las autoridades de la escuela incrementaron sus dudas acerca de las creencias de su pueblo y aun mas grave ayudaron a la preparación del camino que recorrería Danny que desembocaría en odio hacia su propio pueblo desencadenando una neurosis que lo llevaría a su propia destrucción.

Dicha historia es un claro ejemplo acerca de aquel mecanismo de defensa que se define así: adopción de los rasgos o gestos de la persona a quien se teme, identificación con el agresor. Pero lo primeramente citado no surge del simple y llano temor hacia los grupos Neonazi de Danny por su condición de Judío, va mas allá como podemos corroborar durante su niñez donde a pesar de encontrarse con los suyos se sentía relegado y en un estado de represión por el hecho de pensar diferente, por lo que esto formo un cause por donde fluye otra teoría del porque la adopción de la ideología de los rasgos del enemigo mas temido por su pueblo.

Interpretando el caso de Danny podemos observar un chico que se encuentra en búsqueda de identidad la cual no encontró durante su niñez en sus raíces Judías, mas si tropezó con frustración y enojo por la incomprensión de su posición de analista deliberador, por lo que buscó filiación con un grupo completamente radicar al suyo, Neonazis, el cual además expresa un odio abierto hacia los propietarios de la sangre Judía. Para lograr tal objetivo fue necesario negar sus raíces además expresar una filosofía completamente contradictoria a la concebía desde su nacimiento además de que esta misma acometía ante su propia familia (Padre y hermana) por lo que la ambivalencia de sus dogmas cobraran fuerza como lo podemos observar el filme.

Por extraño que parezca el padre de Danny, judío dicho sea de paso, fue uno de los grandes precursores del escepticismo de su hijo hacia la fe de las creencias Judaicas, como podemos apreciar en una de las remembranzas que hace este durante la historia acerca de su niñez, en la cual hace referencia, durante la clase de religión en la escuela, de un libro escrito por Spiegel que contradice la creencia de que Abraham no mato a su hijo, mismo libro le fue proporcionado por su padre el cual como veremos, de regreso al tiempo actual, continua siendo un Judío escéptico de algunas de las creencias y tradiciones de su pueblo; este hecho en especial sirve para concebir otra de las fuentes por la cual Danny comenzó a separarse del dogma Judío hacia el polo opuesto, que si bien su padre no fue quien lo inspiro acerca de las creencias del neonazismo de forma indirecta colaboró para que su camino virara hacia esa dirección.

Dentro de las características de la personalidad de Danny hay ítems a considerar como sus fortalezas que le permiten una adaptación al medio, observamos en él un hombre de gran capacidad discursiva-expresiva, como podemos hacer constancia de tales circunstancias tras los diversos discursos erigidos ante diversos grupos y reportero del New York Times, además de un alto tonelaje de liderazgo que lo lleva hasta instancias elevadas dentro de los grupos neonazis y neofascistas de su comunidad, estos son claros indicativos de que nos encontramos frente a un persona cultivada en la lectura y con una posible inteligencia por encima del promedio.

Un punto culminante dentro de la película sucede tras una pelea acaecida en un restaurante de comida Kosher, que los llevo tras la sentencia del juez a un curso de sensibilización donde se encontrarían Danny y sus amigos frente a un grupo de sobrevivientes del holocausto los cuales narran sus experiencias de dicha etapa de su vida, pero hay una en específico que hace mella en Danny, la de un hombre de edad avanzada que narra como tras pretender ocultar a su hijo de los soldados alemanes uno de ellos al entrar en cólera atraviesa por el estomago a su hijo, lo levanta sobre la cabeza del ese momento narrador y deja que se desangre desplomándole la misma en su cara, pues tras esta narración Danny discute a dicho tipo acerca de su actuar del por que no hizo nada para impedir dicha situación y a pesar de que en esta lapso Danny hace constancia de la negación, como mecanismo de defensa, ya que pretende con sus reacción posterior, abandonando el salón, que lo que acaban de contarle no le aprovecha para la reflexión, constataremos durante la historia como dicha huella mnemica comienza a servir como escaparate de identificación con su pasado negado, el de ser hijo de Israel, y como comienza a cuestionarse acerca de su pertenencia a dicho grupo Neonazi y sobre todo de su proceder en búsqueda de forjarle mal a la gente de su estirpe original.

Dentro de la personalidad de Danny podemos captar ciertos rasgos paranoides sobre todo en los discursos que ofrecía en la película, en los cuales menciona las razones por las cuales abomina a los Judíos, dichos motives parecían ha ojos de cualquier persona ajena al movimiento antisemitista plenamente fuera de lugar y alejados de la realidad, en dichos discursos ponía a los Judíos como una enfermedad que ahora en la actualidad buscaban apoderarse del mundo por el hecho de que eran propietarios de los bancos de inversiones y sin dueños de los medios masivos de comunicación, dichas acciones del cierto sector del pueblo Judío era interpretadas por Danny como maliciosas, mismas que por lo menos en la película nunca se comprobaron.

Por ultimo al final de la historia, escena en la cual se encuentra rezando el Tora junto a la cierto sector de la comunidad Judia de Nueva York, podemos observar como la ambivalencia ideologíca de Danny acaba por transgredir su temple y sobre todo sus deseos de vivir, dejando de lado el impuso de conservación, Eros, que todos maquinalmente poseemos dimitiéndole el camino a su autodestrucción. La ultima escena plasma lo narrado en las líneas anteriores en las cuales podemos observar como tras poner los explosivos en el templo Judío deja ver su lado antisemitista, pero al tomar la decisión de anunciar a tiempo a los asistentes de la misma para que se escabulleran deja salir su lado Hebreo, y el final el quedarse Junto a la bomba para suicidarse representa el mas claro ejemplo de su contrariedad ideologica que desemboca en sus deseos de morir en los cuales proyecta la muerte del Neonazi en su sello, enemigo de su pueblo y por ende de si mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario