miércoles, 22 de agosto de 2012

Sentencia contra Jorge Videla


BUENOS AIRES, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -
   El ex dictador argentino Jorge Rafael Videla ha sido condenado este jueves a 50 años de cárcel por un tribunal de Buenos Aires por el robo sistemático de bebés durante la última dictadura militar (1976-1983), tal como pedían la Fiscalía y las Abuelas de la Plaza de Mayo.
   El Tribunal Oral Federal 6 ha condenado a Videla por los delitos de sustracción, retención y ocultamiento de menores de edad y por la supresión de su identidad. Se trata de la tercera pena equivalente a la cadena perpetua que recae sobre el ex dictador.
   Además, el tribunal capitalino ha condenado al último dictador argentino, Reynaldo Bignone, a 15 años de prisión por la sustracción de recién nacidos. Ésta es la cuarta sentencia en su contra, ya que desde 2010 ha sido condenado a 15 y 25 años de prisión y a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad, robo, secuestro y torturas.
   La sede judicial también ha condenado a 40 años de prisión al ex director de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) --uno de los principales centros de detención clandestina del país durante la dictadura militar--, Antonio Vañek. Otro antiguo responsable de esta institución, Jorge 'Tigre' Acosta, ha sido sentenciado a 30 años de cárcel.
   El ex general Santiago Omar Riveros, que estuvo a cargo de los centros de detención clandestina de Campo de Mayo y 'Campito', ha recibido una pena de 20 años de prisión.
   Los demás imputados --Rubén Óscar Franco, Jorge Magnacco, Juan Antonio Azic y Eduardo Ruffo, Víctor Gallo y Susana Inés Colombo-- han sido condenados a penas menores, según informa la agencia de noticias Télam.
   El proceso judicial comenzó en diciembre de 1996, con la denuncia de 35 casos de apropiación, que dieron lugar a la investigación de lo ocurrido en los centros de detención clandestina de La Cacha, la Comisaría Quinta de La Plata, el Pozo de Banfield, el Vesubio, el Olimpo, Automotores Orletti, Campo de Mayo y la ESMA.
   Según han informado las Abuelas de la Plaza de Mayo en un comunicado, del total de casos denunciados, 26 nietos han recuperado su identidad, mientras que ocho siguen viviendo con una identidad falsa.
   Las Abuelas de la Plaza de Mayo han considerado que se trata de un juicio "histórico" para su lucha por "la reconstrucción de la memoria, la verdad y la justicia, así como "para el país en su conjunto".

Jorge Rafael Videla (Mercedes, Buenos Aires, 2 de agosto de 1925) es un ex-militar y dictador argentino, designado como presidente de facto por una Junta Militar. Ocupó la presidencia de su país entre 1976 y 1981 durante la dictadura autodenominada Proceso de Reorganización Nacional que se inició con el golpe de estado del 24 de marzo de 1976. Además fue Jefe del Ejército Argentino entre 1975 y 1978. Tras la recuperación de la democracia en 1983, fue juzgado y condenado a prisión perpetua y destitución del grado militar por numerosos crímenes de lesa humanidad cometidos durante su gobierno. El 22 de diciembre de 2010 fue condenado a prisión perpetua en cárcel común por el caso conocido como UP1. El 5 de julio de 2012, fue condenado a 50 años en prisión por encontrársele responsable penalmente por el secuestro sistemático de neonatos y niños durante el último régimen militar en Argentina.[3



Jorge Rafael Videla nació el 2 de agosto de 1925 en la ciudad de Mercedes. Fue el tercero de los cinco hijos del coronel Rafael Eugenio Videla (1888-1952) y María Olga Redondo Ojea (1897-1987). Fue bautizado en recuerdo de dos hermanos mayores mellizos, fallecidos de sarampión en 1923. Videla desciende de una tradicional familia de San Luis, muchos de sus antepasados tuvieron destacadas actuaciones políticas, como su tatarabuelo Blas Videla y su abuelo Jacinto Videla, gobernador de San Luis entre 1891 y 1893.[4]

En 1948 se casó con Alicia Raquel Hartridge, hija de un embajador. Con ella tuvo siete hijos: María Cristina (1949), Jorge Horacio (1950), Alejandro Eugenio (1951-1971), María Isabel (1958), Pedro Ignacio (1966), Fernando Gabriel (1961) y Rafael Patricio (1953). Tanto Rafael Patricio como Fernando Gabriel, ingresaron en el Ejército Argentino.[5]

Ingresó en el Colegio Militar de la Nación el 3 de marzo de 1942 y se graduó el 21 de diciembre de 1944 recibiendo el grado de Subteniente de infantería, fue el 6º de la promoción 73ª sobre un total de 196 cadetes. Cursó la Escuela Superior de Guerra entre los años 1952 y 1954 y se licenció con el título de Oficial de Estado Mayor. Formó parte de la Secretaría de Defensa entre 1958 y 1960, dirigió la Academia Militar hasta 1962. En 1971 fue ascendido a general de brigada y nombrado por Alejandro Agustín Lanusse como director del Colegio Militar de la Nación. A fines de 1973, el comandante Leandro Anaya lo nombró Jefe del Estado Mayor del Ejército y el 27 de agosto de 1975,[6] la presidenta María Estela Martínez de Perón lo nombró Comandante en Jefe del Ejército.[7]

El 24 de marzo de 1976 encabezó, junto a Emilio Eduardo Massera y Orlando Ramón Agosti el golpe de Estado que derrocó a la presidente constitucional María Estela Martínez de Perón, disgregó a los partidos políticos y cerró las sesiones del Congreso Nacional, dando comienzo al Proceso de Reorganización Nacional. Durante su administración, una disputa fronteriza con Chile estuvo a punto de devenir en un conflicto armado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario