viernes, 22 de junio de 2012

Peter Katz y el Hakoah de Viena y la anexión de Viena por el Reich alemán

Viena, la capital del Imperio Austro-Húngaro, tenía una comunidad judía de 200 mil habitantes, hasta el fatídico año de 1938, en que fue anexada por la fuerza al Reich Alemán.

Palabras de Peter Katz, que nació y vivió en Austria y que salió de el infierno en Diciembre de 1938 en un Kindertransport organizado por la Cruz Roja Internacional cuando sólo tenía 8 años de edad.

Peter, ¿Qué pasó a fines del siglo XIX?

Tuvo lugar la emigración masiva de judíos de todos los confines del Imperio. A veces llegaban 10 mil inmigrantes a la semana. Eso desbordaba la capacidad de la Kultusgemeinde, la autoridad de la Comunidad Judía de Viena para recibirlos, conseguirles alojamiento y darles de comer. Se establecieron cocinas y comedores públicos en los que se servía comida caliente cuando menos una vez al día. Estas cocinas estaban distribuidas en los lugares donde vivían los judíos como Leopoldstadt, Zweiter, Bezirk, Augarten, Florisdorf y otros.

¿Cómo era la comida?

Era Kosher, pero no diferente a la comida de la municipalidad de la ciudad, como por ejemplo el Eintopfgericht, que era mezcla de verduras y papas y poca carne y había días que no incluía carne.

¿Quién era el alcalde?

El Dr. Karl Lueger, un político popular, pero antisemita. La Emigración de judíos de Galitzia, Bukovina, de Lols Cárpatos, de Hungría, de Sarajevo en Bosnia Herzegovina, donde los judíos usaban Kapote y Czapka, un gorro de origen eslavo y un atuendo muy diferente al usado en Viena.

¿Y los burgueses Vieneses?

El diario espectáculo de la capital entre grupos de emigrantes cansados, sucios y malolientes que no se habían bañado durante días provocaba repudio y antisemitismo.

¿El Deporte?

En el inicio del siglo había 3 clubes de tenis que funcionaban en la ciudad y expulsaron a los miembros judíos y sólo quedaban piscinas públicas al aire libre en el Dianabad donde el Hakoah realizaba sus competencias internacionales desde 1909. Había un campo de Fútbol denominado Bruck-Haufen. No se aceptaban en instituciones privadas a los judíos.

¿Y Entonces?

En 1909, los judíos crearon su propio Club Deportivo Hakoh y allí se pudieron acomodar a todos los deportistas de la colectividad y entonces este club fue Campeón Nacional de Austria en 1924 y ya como conjunto nacional gana para Austria la Copa de las Naciones Weltmeisterschaft. Este equipo era maravilloso y único y tenía jugadores de Hungría, de Bohemia y Bukovina y todos judíos.

¿Y los demás deportistas?

Hakoah tenía nadadores de altísimo nivel como Ida Kohn, Campeona Nacional Austriaca e iba a competir en las Olimpíadas de Berlín de 1936 y como las autoridades germanas no permitieron que compitiera Judith Deutch, Ruth Langer y Lucie Goldner, la austriaca Ida, se retiró de la competencia en protesta y solidaridad con las nadadoras judías alemanas.

¡Que Valor!

Fue el año de la vergüenza deportiva y y el grupo judío alemán fue obligado a quedarse sentado en la Villa Olímpica y el Comité Olímpico Internacional presidido por el nefasto Avery Brundage, un cobarde y abierto admirador de Hitler no dijo nada ante este atropello y una vez más la sociedad no intervino para hacer justicia a destacados deportistas y esa Olimpíada fue la que Hitler buscó para consolidarse en el poder.

¿Y el Club HaKoah?

Era el orgullo de la Comunidad de Viena. Sus victorias en los campos deportivos del país y fuera de él, fueron aclamadas por propios y extraños y los deportistas eran su orgullo.

¿Qué sucedió en 1932?

Se realizó una gira inolvidable a Palestina y acompañaron a este club más de 300 judíos vieneses, que eran curiosos, no sionistas, para conocer Ertetz Israel.

El equipo jugó en Rehovot, Nes Tziona ante gran número de espectadores y ganaron todos sus partidos de fútbol, eran unos cracks.

Hakoah participó en ese 1932 en la primera Macabeada Mundial en Tel Aviv.

¿Algo más popular que el fútbol?

Sí, definitivamente entre los jóvenes Vieneses, la natación era el deporte favorito y el tener cuerpos esbeltos, buena figura, gran complexión era importante en los bailes y reuniones sociales.

Se le decía Funf Uhr Tanz, que era una sesión de baile en algún salón alquilado y además se bailaban los Valses famosos y las mejores orquestas de la ciudad tocaban para nuestros correligionarios y las jóvenes de las mejores familias frecuentaban esos lugares.

¿Y el deporte femenino?

Die Hakoah en la rama femenina, destacaba en soccer, Esgrima, Tenis y Natación y muy por encima de la media nacional austriaca.

¿Qué pasó con Hakoah?

Fue prohibido y cerrado por los nazis y en marzo de 1938 todas las instalaciones fueron incautadas por las autoridades alemanas.

¿Qué hicieron los jóvenes?

Más de 116 mil de ellos salieron del país sobre todo a Estados Unidos y Palestina, a Inglaterra y algunos a México.

¿El resto?

Como 76 mil, deportados a campos de concentración y de Exterminio y pocos regresaron de aquel infierno.

¿Y actualmente?

Se reconstruyó Hakoah, viven en Vien 12 mil judíos aproximadamente y los que han llegado son de Hungría, la Ex Unión Soviética y otros son de Israel.

Como saben en verano del 2011 se llevó a cabo con todos los honores, la Macbeada Europea en Viena con mas de 2500 deportistas y el TRI Mexicano aceptó la invitación, acudió y se trajo medalla de participación lo que permitió que dos atletas aztecas en las personas de Allan Israel y Carlos Schwartzman sean los únicos en lograr medallas en tres continentes distintos con la representación nacional.

Peter Katz, nacido en Viena, escritor, periodista, presidente de APEIM, líder de opinión, padre y abuelo, consejero, y papá de Lenny Katz, consejero del CDI. Fuente: Foro Judío

No hay comentarios:

Publicar un comentario